Público
Público

Egipto celebrará sus elecciones presidenciales los próximos 23 y 24 de mayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Egipto celebrará sus primeras elecciones presidenciales tras la caída del régimen de Hosni Mubarak los próximos 23 y 24 de mayo, anunció hoy el presidente de la Comisión Suprema de las Elecciones Presidenciales, Faruk Sultán.

En caso de ser necesaria, se celebrará una segunda vuelta los días 16 y 17 de junio, señaló Sultán en una rueda de prensa.

Los resultados de la primera vuelta se conocerán el 29 de mayo, mientras que, si ningún candidato consigue más de la mitad de los sufragios, los dos más votados pasarán a la segunda vuelta, y finalmente se anunciará el nombre del nuevo jefe del Estado el 21 de junio.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas -que ostenta de forma interina el poder desde la salida del presidente Hosni Mubarak, el pasado 11 de febrero- ha anunciado en reiteradas ocasiones que transferirá el mando a una autoridad civil el 30 de junio.

La campaña electoral para estas elecciones, que a falta de menos de tres meses todavía no tienen un favorito claro, durará tres semanas, y comenzará el 30 de abril.

Los egipcios residentes en el extranjero tendrán una semana entera, del 11 al 17 de mayo, para poder participar en el sufragio presidencial.

Sultán explicó que todo el proceso electoral, incluidas las impugnaciones, deberá haber finalizado justo un día antes de la fecha fijada por la Junta Militar para el traspaso de poder.

En los comicios se permitirá el "seguimiento" por parte de organizaciones internacionales, pero no observadores, al igual que ya sucedió en las votaciones para el Parlamento, que concluyeron este mismo mes.

Las dos cámaras del Parlamento celebrarán el próximo sábado una sesión mixta para designar una asamblea constituyente, encargada de redactar la nueva Constitución que regirá en el país.

Los islamistas, que controlan con amplia holgura ambas cámaras, han manifestado en numerosas ocasiones su intención de reducir los poderes presidenciales en la nueva Carta Magna y dirigir el país hacia un modelo mixto con mayor importancia del Parlamento.