Público
Público

La ejecución de José Medellín queda a la espera de la decisión del Tribunal Supremo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ejecución del mexicano José Medellín que estaba prevista para las 18.00 hora local (23.00 GMT) en el penal de Huntsville (Texas), ha quedado a la espera de que el Tribunal Supremo decida hoy mismo su aplazamiento, como pidió el reo.

En caso de que el dictamen del Supremo no llegue antes de la medianoche, la ejecución de Medellín quedaría en suspenso y no se podría fijar una nueva fecha hasta transcurridos 30 días.

Si el Supremo falla en contra del reo, la última palabra sobre la ejecución la tendría el gobernador de Texas, Rick Perry, aunque los abogados de Medellín consideran poco probable que muestre clemencia, después de que ayer la Junta de Perdones no le recomendara hacerlo.

Pese al retraso, en el penal de Huntsville está todo preparado para la ejecución, a la que asistirán una amiga del reo, sus abogados y familiares de las dos víctimas.

El mexicano fue condenado a muerte en 1994 por la violación y asesinato de Jennifer Ertman, de 14 años, y Elizabeth Peña, de 16, a las que él y otros cinco miembros de su pandilla violaron, golpearon y asesinaron ahorcándolas con un cinturón.

El caso de Medellín ha sido seguido con expectación en Estados Unidos y México, puesto que la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el máximo tribunal de la ONU, ha pedido al estado de Texas que lo revise.

Medellín y otros 50 mexicanos que están en los corredores de la muerte no recibieron asistencia consular durante sus detenciones, por lo que la Corte Internacional considera que EE.UU. violó lo establecido en la Convención de Viena de 1963 y pidió la suspensión de la ejecución.

Tras agotar todos los recursos en las cortes de Texas, la defensa de Medellín recurrió al Tribunal Supremo para que dictara la suspensión temporal de la ejecución hasta que el Congreso apruebe una ley que permita a los tribunales de Texas revisar estos casos.