Público
Público

El Ejército paquistaní avanza hacia los dos grandes núcleos de la insurgencia en Waziristán del Sur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejército paquistaní aseguró hoy haber hecho nuevos avances en torno a dos importantes núcleos urbanos en su ofensiva antitalibán en la región tribal de Waziristán del Sur, donde dice estar enfrentándose a un gran número de combatientes extranjeros.

En un comunicado, el mando militar informó de que las tropas mataron a 14 "terroristas" y sufrieron dos bajas mortales y tres heridos durante los combates registrados en las últimas 24 horas en la operación "Camino de la Liberación", que se desarrolla desde hace 13 días por tierra y aire en esta demarcación fronteriza con Afganistán.

Esos enfrentamientos tuvieron lugar en una posición elevada muy cercana a la ciudad de Sararogha, que ahora "dominan" desde una distancia de unos tres kilómetros y medio.

El Ejército cree que muchos de los insurgentes talibanes han huido en los últimos días hacia esta localidad, con cerca de 90.000 habitantes, desde la cercada Kaniguram.

Además, las tropas "han iniciado operaciones de rastreo y captura" en Kaniguram, un bastión integrista con una población similar en el que luchan hasta 1.500 integristas uzbecos, según cálculos militares.

Kaniguram se halla a unos seis kilómetros de Sherwangai, la primera población conquistada por el Ejército en esta ofensiva, desarrollada en el tercio nororiental de Waziristán del Sur, donde se halla el feudo tradicional de la tribu pastún "Mehsud" a la que pertenece el líder de los insurgentes, Hakimulá Mehsud.

En las áreas meridionales de la región y en las limítrofes con Afganistán, así como en la vecina Waziristán del Norte, las autoridades han llegado a acuerdos de no agresión con distintos cabecillas pastunes.

Para mostrar los avances de su actual ofensiva, el Ejército llevó ayer a Sherwangai a un grupo de periodistas, a los que mostró diversos documentos de extranjeros, presuntos miembros de Al Qaeda, para corroborar su presencia en Waziristán.

Entre ellos, había pasaportes a nombre de la española Raquel Burgos García, nacida en Madrid en 1975, y del alemán de origen marroquí Said Bahaji, miembro de la "célula de Hamburgo" que organizó los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EEUU.

Burgos es la esposa de Amer el Azizi, procesado por su presunta pertenencia a la célula de Al Qaeda desarticulada en España en 2001, y relacionado también con los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

"No disponemos de más detalles (sobre Burgos). Desconocemos cuándo llegó, cuánto tiempo estuvo" en Pakistán, dijo hoy a Efe el portavoz del Ejército, Athar Abbas, quien agregó que "los documentos están siendo ahora examinados por la inteligencia militar y serán luego entregados a las autoridades pertinentes".

El embajador de España en Pakistán, Gonzalo María Quintero, explicó a Efe que las autoridades españolas no habían sido informadas del hallazgo.

"Hemos solicitado al Ministerio de Interior, al Ejército y al ISI (servicios secretos) que nos hagan llegar el documento original", dijo el diplomático.

"Queremos saber qué rutas utilizaron para entrar en Pakistán. Si vinieron aquí poco después del 11-M porque ya tenían pensada la salida o meses después tras pasar por otro lugar", abundó.

Según destacó el embajador, "podría tratarse de la primera conexión paquistaní con el 11-M", los atentados en los que casi 200 personas fallecieron por la explosión de bombas en varios trenes de cercanías de Madrid.

Un reportero que vio los documentos aseguró a Efe que en el pasaporte de Burgos no había ni visado ni sellos de entrada o salida de Pakistán.

Una fuente de inteligencia observó que "es posible" que Burgos tuviese varios pasaportes y confirmó que no está registrada su llegada en la embajada en Pakistán "ni hay constancia de que haya entrado en el país por otros canales".

El pasaporte incautado fue expedido en 2001, año en que las autoridades españolas creen que Burgos y Azizi huyeron a Marruecos, como parece confirmar el hallazgo también de un documento de registro de la mujer ante la Dirección General de Seguridad Nacional marroquí válido hasta octubre de 2002.

Los hallazgos mostrados a la prensa coincidieron con una visita a Pakistán de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, quien hoy cierra su viaje en Islamabad con reuniones con líderes tribales, diputados, mujeres periodistas y miembros de su embajada, según una fuente de la legación.