Público
Público

Las elecciones en Irak no afectará a la retirada parcial de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La decisión iraquí de llevar a cabo elecciones parlamentarias en marzo no interferirá con los planes de reducir a 50.000 la cantidad de efectivos militares estadounidenses en el país para finales de agosto, dijo el jueves el Pentágono.

El presidente Barack Obama se ha comprometido a poner fin a las operaciones de combate de Estados Unidos en Irak para el 31 de agosto de 2010, antes de una retirada total para finales de 2011.

La fuerza estadounidense en Irak debería ser reducida a 50.000 efectivos para finales de agosto desde los cerca de 115.000 desplegados actualmente.

"El general (Ray) Odierno no tiene previsto un retraso en la reducción a 50.000 efectivos para finales de agosto del 2010", dijo el secretario de prensa del Pentágono Geoff Morrell al ser consultado si la fecha del 7 de marzo para las elecciones parlamentarias afectaría el cronograma de retirada parcial.

Morrell acompaña al secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, en un viaje a Afganistán.

Desacuerdos políticos han retrasado los comicios, prevista inicialmente para mediados de enero. Funcionarios estadounidenses dicen que los 60 días posteriores a los comicios posiblemente revelarán si el país se inclinará hacia la violencia sectaria o hacia la estabilidad y la paz.

Odierno, el comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak, quiere retener una presencia importante en el país que sea capaz de asistir al Ejército o la policía iraquí, hasta que haya claridad acerca de la situación de seguridad.

Bajo un pacto de seguridad bilateral firmado el año pasado, todas las tropas estadounidenses deberán retirarse de Irak para finales de 2011.

La fecha para el final de las operaciones de combate no está incluida en el acuerdo, pero fue fijada por Obama como parte de un compromiso con los votantes estadounidenses de poner fin a la guerra en Irak.

El Pentágono ha rechazado cualquier conexión entre la retirada de Irak y los planes de enviar 30.000 efectivos adicionales a Afganistán.

La violencia en Irak ha caído drásticamente en los últimos 18 meses pero una serie de ataques con coches bomba dejaron 112 muertos el martes en Bagdad, en la jornada más mortífera que registra el país en seis semanas.