Público
Público

La embajada de EE.UU. en Belgrado evacúa a familiares y personal de apoyo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La embajada de EE.UU. en Belgrado decidió evacuar a los familiares y el personal no imprescindible en la legación diplomática después de que manifestantes asaltaran y prendieran fuego al edificio.

El embajador, Cameron Munter, y el personal básico permanecerán en Belgrado, informó hoy el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack.

La legación quedó cerrada al público tras el incidente del jueves pero reabrirá sus puertas el próximo martes, una vez se hayan podido reparar los daños causados por el fuego, que dejó al menos un muerto entre los manifestantes.

Aunque aún continúa la evaluación de los daños, McCormack indicó que los documentos confidenciales de la embajada se encuentran en un lugar seguro.

Washington ha criticado la seguridad ofrecida por las autoridades serbias.

En declaraciones a la cadena de televisión CNN, el "número tres" del Departamento de Estado, Nicholas Burns, indicó que ha advertido al primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, de que le considerará "personalmente responsable" de cualquier otro incidente que pueda producirse contra la embajada.

El jueves, la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo que la misión diplomática fue atacada "por matones" y que la policía serbia no hizo nada para impedirlo.

Añadió que el Gobierno de EE.UU. ha trasladado a las autoridades serbias su "preocupación y malestar" por los incidentes.

El asalto se produjo tras una gran manifestación, convocada por el Gobierno serbio, para protestar contra la independencia de Kosovo.

Otras legaciones diplomáticas de países que apoyan a la ex provincia serbia, como la británica o la turca, también resultaron objeto de las iras de los manifestantes, aunque no sufrieron daños.

El Departamento de Estado ha emitido una alerta de viaje a los ciudadanos estadounidenses en Serbia en la que insta a la "máxima cautela" y a evitar zonas de posibles manifestaciones.

La declaración de independencia de Kosovo el pasado día 17 ha exacerbado la tensión en los Balcanes, y las embajadas estadounidenses en repúblicas ex yugoslavas como Montenegro o Bosnia-Herzegovina han endurecido sus medidas de seguridad.