Público
Público

Empieza el juicio contra el padre de una de las niñas de Alcàsser

Fernando García, que se ha desecho en lágrimas al recordar la impotencia que sintió al realizar las declaraciones por las que ahora se le juzga, se enfrenta a una pena de hasta 16 años de prisión por injurias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hoy, tras ocho suspensiones anteriores, ha comenzado el juicio por injurias y calumnias contra el padre de una de las niñas de Alcàsser asesinadas en 1992, contra el criminólogo Juan Ignacio Blanco y la presentadora y el director del programa de Canal 9 El juicio de Alcàsser, para los que el fiscal pide entre 16 y 4 años de prisión.

En su declaración, Fernando García, padre de Míriam, una de las niñas asesinadas, ha llorado al manifestar que cuando profirió esas supuestas injurias y calumnias estaba atravesando 'un momento amargo', y ha pedido perdón a quien pudo ofender con sus declaraciones, de las que se ha mostrado arrepentido.

'Que cualquiera se ponga en mi lugar. Habían matado a mi hija. Sentía impotencia porque no se estaban haciendo las cosas. Aún todo sigue aquí', ha dicho, llevándose la mano al pecho. 'Varios de los que asesinaron a Míriam', ha seguido, 'están por ahí mientras que yo sigo pidiendo explicaciones del porqué de aquello'.

García se enfrenta a 16 años de prisión por descalificar en un programa de Canal 9 al ex fiscal jefe del TSJCV Enrique Beltrán, a los forenses y agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación del triple asesinato y a los miembros del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia que juzgó a Miquel Ricart.

En el juicio, también comparecen como acusados el criminólogo Juan Ignacio Blanco, la presentadora del programa 'El juicio de Alcàsser' emitido entre mayo y julio de 1997 por Canal 9 durante la celebración del juicio por el triple crimen, Amalia Garrigós, y el director del mismo, Ferrán Pérez, para quienes el fiscal solicita sendas penas de 4 años de prisión.

Blanco, que sólo ha respondido a las preguntas de la defensa, ha insistido en que nunca tuvo intención de difamar con sus palabras, que 'sólo opinaba' sobre el caso, y que consideró en su momento que 'las cosas se estaban haciendo mal' y que lo sigue manteniendo. Se da la circunstancia de que Blanco sólo ha comparecido después de que el pasado viernes el magistrado ordenara su detención, incluso su ingreso en prisión si hacía falta, para que compareciera en el juicio, que ya se ha suspendido en ocho ocasiones por diferentes motivos.

Por su parte, tanto Amalia Garrigós como Ferrán Pérez no se han responsabilizado de las manifestaciones de los invitados que acudían al programa que presentaban y dirigían, respectivamente, y han sostenido que 'El juicio de Alcàsser' no tenía voluntad de difamar.