Público
Público

ENFOQUE-Siria lidia con rápido crecimiento poblacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Alistair Lyon

Ibrahim Issa, un jovial taxista sirioque luce una túnica azul, tiene nueve hijos con dos esposas.Planea casarse con una tercera pronto.

Dice que Alá decidirá si llegarán más niños y que no lecorresponde interferir, por ejemplo, usando anticonceptivos.Como todos los taxistas de Damasco, se queja del costo de viday de lo difícil que es llegar a fin de mes con los 300 dólaresque gana.

Issa, de 43 años, se encoje de hombros cuando se lepregunta si todas esas bocas que alimentar no le dificultan lavida.

"No, estoy encantado", responde con una sonrisa.

Actualmente Siria tiene una población de 20 millones depersonas y con un 2,4 por ciento posee uno de los índices decrecimiento más rápidos del mundo. No obstante, el ritmo hadisminuido desde que promedió 3,2 por ciento entre 1947 y 1994,según la Comisión Siria para Asuntos Familiares.

"Tenemos un problema poblacional, no hay duda. A menos quehagamos algo al respecto, podría convertirse en una carga paranuestro desarrollo", dijo Nabil Sukkar, un economista sirio quetrabajaba para el Banco Mundial.

Sukkar dijo que la oferta de mano de obra estaba creciendoen un 4,5 por ciento anual, debido a la rápida expansiónpoblacional en décadas pasadas, superando la capacidad de laeconomía siria de crear puestos de trabajo para el cuarto demillón de jóvenes que ingresan al mercado cada año.

"Una población demasiado grande significa una gran cargapara los servicios públicos, como la educación, la electricidady la atención médica. Tal vez en 20 años el índice decrecimiento bajará a 1,5 por ciento como en Egipto, peromientras tanto nos encontramos ante un problema", explicó.

El índice de desempleo oficial ronda el 10 por ciento, perocálculos independientes lo ubican cerca del 25 por ciento.

INDICES DE FERTILIDAD DISPARES

Las mujeres sirias tienen un promedio de 3,6 hijos cadauna, pero esto oculta grandes disparidades entre las ciudades yel campo.

A pesar de los esfuerzos de hombres como Issa el taxista,se espera que los índices de fertilidad en Damasco y tres otrasgobernaciones caigan de 2 a 2,5 niños por mujer actualmente, a1,4 a 2 para 2025, por debajo del índice de sustitución de 2,1niños por mujer.

En las siete gobernaciones menos desarrolladas del total de14 que hay en Siria, las mujeres tienen entre 3,8 y 6,2 hijos.No se espera que sus índices de fertilidad disminuyan en lospróximos 15 años.

Los demógrafos dicen que la urbanización y la difusión dela educación, especialmente entre niñas y mujeres, seencuentran entre las fuerzas más potentes que con el tiemporeducen el crecimiento poblacional en todo el mundo.

La minoría cristiana de Siria, que tienden a ser bieneducados y con elevadas aspiraciones, ofrece un buen ejemplo.

"Mi abuelo tenía ocho hijos, mi padre tuvo cuatro y yo sólotengo dos", dijo Samer Lahham, quien dirige asuntos ecuménicosen el Patriarcado Ortodoxo Griego en la capital siria.

"Ahora tal vez después de cinco años cada familia sólotenga un hijo debido a problemas económicos, costos deeducación y de vida", agregó.

La religión en sí es irrelevante, dijo el demógrafo libanésRiad Tabbarah.

"El desarrollo trae aparejado educación, el cual es unfactor crucial porque incrementa el costo de criar a los hijos.Una vez que se ponen en movimiento la educación y lamodernización, la fertilidad cae", dijo Tabbarah.

Siria, que recién ahora está emergiendo de un comando de laeconomía al estilo soviético, se ha modernizado más lentamenteque el vecino Líbano, donde la fertilidad ya está por debajodel índice de sustitución y los libaneses hace mucho queanhelan estilos de vida más allá de sus posibilidades.

"Lo que afecta la fertilidad es la diferencia entre tuingreso y tu estándar convencional", sostuvo Tabbarah.

El contacto con el mundo exterior a menudo permite a laspersonas saborear autos y otros bienes que sólo puede costearteniendo menos hijos, señaló el funcionario.

"En Siria, esa exposición llegó lentamente y todavía hayuna alta taza de fertilidad, pero está disminuyendo", indicó.

REVOLUCION EN LAS COMUNICACIONES

Las aspiraciones de los sirios, como los árabes en otraspartes, ahora están en ascenso gracias a la TV satelital,teléfonos celulares e internet.

"Es más probable que los ciudadanos jóvenes tengan mayoresexpectativas que sus padres, con acceso un más rápido a losmedios regionales e internacionales. Incluso los pueblosalejados tienen antenas satelitales. Muchos sirios trabajan enel extranjero y regresan", dijo un diplomático occidental.

Los jóvenes podrían estar posponiendo el matrimonio enlugares como Damasco, en parte porque pasan años en laeducación superior y porque no pueden afrontar los costos delos matrimonios tradicionales.

Un egresado de filosofía de 32 años dijo que todavía estabasoltero y vivía con sus padres porque no podía costear eldepartamento que cualquier prometida requeriría, aunque manejaun taxi para complementar lo que gana trabajando en unhospital.

"Hay muchos como yo", dijo el frustrado joven, negándose aser nombrado. "Es suficiente para empujar gente a cometerdelitos", agregó.

En las zonas rurales, las familias a menudo son grandesporque es relativamente barato criar hijos hasta que tienennueve ó 10 años y pueden empezar a trabajar en los campos oganar dinero de otras formas.

Hasta que la modernización haga que las personas quecarecen de conocimiento o acceso a anticonceptivos quiera tenermenos hijos, es probable que los consejos en materia deplaneamiento familiar caigan en oídos sordos.

"Antes, nadie lo quiere. Después, nadie lo necesita", dijoTabbarah.

Dar a las niñas la posibilidad de ir a la escuela es unelemento vital para atender los retos poblacionales de Siria,dijo Etab Altaqee, en el Fondo Poblacional de la ONU, quetrabaja junto al Gobierno sirio.

Altaqee dijo que algunos esfuerzos comunitarios en elnoreste habían entregado pequeños pero alentadores resultados.

"En uno de los pueblos más pobres, las niñas decían quequerían seguir estudiando, pero necesitamos un autobús porquenuestros padres no nos permiten ir a la escuela por nuestracuenta. Fue tan simple como eso, proveerles transporte",aseveró.