Publicado: 14.01.2014 07:00 |Actualizado: 14.01.2014 07:00

El entorno de Chacón acusa a Rubalcaba de coartar el voto de los no militantes en las primarias

Socialistas críticos aducen que el reglamento que plantea el líder del PSOE busca "controlar los censos", al cerrarlos antes de la votación. Creen que éste impulsa una sola vuelta para "sembrar de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aún no hay ni fecha, ni un reglamento definitivo para las primarias con las que el PSOE pretende dar con el próximo candidato a la Presidencia del Gobierno. Pero la propuesta que tiene previsto presentar el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Comité Federal que el partido celebra este sábado, y que según la dirección federal cuenta con un "alto grado de acuerdo" entre las distintas federaciones, ha vuelto a despertar al fantasma del 38 Congreso que enfrentó al hoy líder del partido con la exministra de Defensa Carme Chacón.

El entorno de esta última se ha apresurado a arremeter contra el borrador del reglamento que entre otros medios adelantó Público el domingo. La principal crítica que hacen diputados y socialistas cercanos a la catalana consultados por este diario es que las normas que propondrá la Ejecutiva suponen "un cortapisas a la participación" de la ciudadanía en esas inéditas primarias abiertas cuyo calendario se desvelará este fin de semana.

Las fuentes consultadas no entienden que el censo de los simpatizantes que quieran votar en el proceso se cierre como mínimo un mes antes de la votación, como previsiblemente aprobará el Comité Federal. Y creen que la decisión responde al intento de Rubalcaba de "controlar los censos" para "limitar el voto masivo" de los simpatizantes mayores de 16 años que se inscriban en las primarias que, tal y como confirmó ayer la número dos de los socialistas, Elena Valenciano, serán en todo caso antes de que finalice el año. 

Los miembros del PSOE cercanos a Chacón consideran, además, que el hecho de que los ciudadanos tengan que acudir en dos ocasiones a una sede del partido —la primera para inscribirse en el proceso firmando un compromiso y pagando una "cantidad simbólica, y la segunda para votar— dificultará que las primarias sean un éxito.

Ayer, durante la rueda de prensa que ofreció tras la reunión de la Ejecutiva, Valenciano justificó la propuesta que su equipo hará en el Comité Federal asegurando que si no se hace así, registrando el censo un mes antes de la votación, se corre el riesgo de que haya gente "que vaya a votar tres veces". Argumentaba la mano derecha de Rubalcaba que a diferencia de otros países en los que los socialistas sí permitieron a los ciudadanos inscribirse y votar en el mismo momento —como en Francia— en España los partidos no tienen acceso a los censos electorales y tienen que elaborarlos, para lo que necesitan tiempo.

Los parlamentarios críticos refutan esta idea. Explican que al ser las primarias un proceso electoral, el PSOE, como principal partido de la oposición, podría solicitar el censo a la Junta Electoral Central. Y añaden que aunque esto no fuera posible existe un programa informático, que es el que dicen que se utilizó en Francia y en Italia, que impide la duplicidad de votos al registrar al mismo tiempo y en el conjunto del país a todos los que participen y se identifiquen con su DNI. 

Este sector crítico lamenta también que Ferraz, siguiendo las directrices de la Conferencia Política, haya decidido limitar las primarias a una única vuelta. Dando por hecho que Rubalcaba tiene previsto optar al proceso, aseguran que el hecho de haber descartado la segunda vuelta responde a una "estrategia" del secretario general, que pretendería "sembrar de candidatos" las votaciones para que así "él pueda ganar con un 20% o menos" de los apoyos. "Esto empieza mal", resumen.