Público
Público

España se ata a la independencia de EEUU con "El hilo de la memoria"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La historia olvidada de los 3 siglos que los colonos españoles vivieron en EEUU llega hoy a Santa Fe (Nuevo México) a través de mapas, ilustraciones y retratos que hablan de cómo España ayudó a lograr la independencia de una de sus mayores conquistas.

Con 138 documentos, que en su mayoría viajan por primera vez fuera de fronteras españolas, la exposición bilingüe "El Hilo de la Memoria" del Museo de Historia de Nuevo México lleva a los estadounidenses los 309 años de historia que no estudiaron en las aulas.

"Los libros siempre cuentan que llegaron los exploradores y que luego no pasó nada hasta que llegó la independencia tres siglos después", explicó a Efe Falia González Díaz, comisaria de la exposición y jefa de conservación del Archivo General de Indias.

Para llenar ese vacío, el que separa la llegada a las costas de Florida en 1513 y la independencia, en 1822, de los últimos territorios a los que España se aferraba en México, la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX) ha encargado una cuidadosa selección del Archivo, situado en Sevilla.

El orgullo de la exposición, según su comisaria, es disponer de "la primera cartografía que existe" de los 15 estados que recibieron los españoles, incluido el primer mapa en el que aparece el nombre de Florida y el primero que dibujó el Golfo de México (1519).

La impecable caligrafía y las estudiadas coordenadas de territorios como el de Nueva Galicia en 1550 contrastan con los primitivos dibujos de indígenas como los Tepeguanes o Chichimecas, que aparecen en las esquinas del mapa, separados por marcadas líneas de la recién creada civilización.

Pero el gran atractivo de la muestra será, para muchos estadounidenses, el "retrato desaparecido" de George Washington, el único que no está en ningún lugar prominente de los museos del país y que cada año consigue que cientos de norteamericanos se acerquen a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid).

Pintado en Filadelfia por el veneciano Josef Perovani, el cuadro del primer presidente del país sirvió como obsequio a Manuel de Godoy en 1795, cuando se trazaron las fronteras del nuevo país, y ha permanecido desde entonces en el archivo madrileño.

La pieza es, para González, uno de los ejemplos de la amistad que existía entre los nativos con ansias de independencia y los exploradores españoles, acorralados en territorios cada vez más pequeños por el imperio inglés en los siglos XVI y XVII.

"La ayuda española a la independencia fue importantísima, pero ha quedado eclipsada por la francesa", señaló la comisaria. "Quizá porque se inició de forma secreta, enviando intermediarios y munición, y no salió a la luz hasta 1779", cuando se planteó una guerra abierta entre Carlos III y Jorge III de Inglaterra.

Cuando se cumple el 400 aniversario de su fundación, la ciudad que recibe la exposición conserva "muchas de las estructuras que marcaron los españoles", que trasladaron sus instituciones de administración y justicia al nuevo continente.

"Las colonias no eran compañías comerciales como las inglesas. Era España al otro lado del océano", aseguró González, que se mostró tajante respecto a la "leyenda negra" que se ha creado, entre muchos hispanos de Estados Unidos, en torno a Cristóbal Colón y los exploradores españoles.

"No se puede mirar el siglo XVI con ojos del siglo XXI", sentenció.

La exposición, organizada con la colaboración de las embajadas de Estados Unidos y España y la Fundación Rafael del Pino, estará en Santa Fe hasta enero de 2011, cuando viajará hasta El Paso (Texas), para trasladarse en mayo a la colección histórica de Nueva Orleans (Luisiana).

La gran ausente en la ruta, forzosamente breve por la fragilidad de los documentos, es Florida, algo que el SEACEX tratará de compensar con otra muestra en 2013 por el 500 aniversario de la creación del estado, según indicó a Efe su presidenta, Charo Otegui.

"El hilo de la memoria" también devuelve a su origen, para los más curiosos, el primer dibujo de un bisonte de las grandes praderas y los comentarios de un entusiasta Juan Ponce de León cuando descubrió, en 1513, la "isla" de Florida.