Público
Público

España coloca 4.490 millones en bonos a costa de subir levemente el interés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tesoro Público capta 4.490,19 millones de euros, prácticamente su objetivo máximo de 4.500 millones, en bonos a cinco y dos años, a cambio de subir ligeramente el interés en los primeros y ofrecer la rentabilidad más alta desde el pasado mes de julio.

La demanda de los inversores superó los 7.300 millones en un momento de alta tensión en los mercados de deuda por las dudas de qué pasará con el referéndum de Grecia después de que el primer ministro heleno, Yorgos Papandréu, haya perdido la mayoría absoluta.

En la subasta de bonos a cinco años, el Tesoro ha colocado exactamente 2.928,02 millones, de los 4.731,03 millones demandados, a un interés marginal del 4,885 %, en línea con lo ofrecido en julio de este año.

Sin embargo, esa rentabilidad ofrecida a los inversores es un 1,20 % más que el 4,827 % de la última subasta de este tipo de deuda, celebrada el pasado 20 de octubre.

En el caso de los bonos a dos años, con vencimiento en enero de 2014, al tratarse de una nueva referencia no existe comparativa histórica, pero los datos recogidos por Efe reflejan que el Tesoro emitió 1.562,17 millones a un interés del 4,363 %, gracias a que la demanda superó los 2.596,17 millones.

Los analistas consultados por Efe criticaron que el Tesoro Público ha buscado colocar prácticamente el máximo previsto primando la subasta de menor plazo y sin importarle tener que elevar el interés de los bonos a dos años un 2,35 %, respecto a que antes de la subasta rendían a un 4,26 %.

En cuanto a la emisión de deuda a cinco años, los expertos coinciden en que la rentabilidad está en línea con la esperada, por lo que no ha habido grandes sorpresas.

Sin embargo, ven "comprensible" que siga habiendo una alta demanda teniendo en cuenta los intereses que el Tesoro se ve obligado a ofrecer en estos momentos.

Minutos después de la subasta, la rentabilidad del bono español a diez años se situaba en el 5,58 %, lo que mantenía el diferencial con Alemania en los 378 puntos básicos, sin grandes variaciones.

En cualquier caso, a primera hora del día la principal noticia para los mercados era que el Gobierno del primer ministro griego, Yorgos Papandréu, había perdido la mayoría absoluta en el Parlamento para afrontar una moción de confianza que se votará mañana.

Ante esta situación, Papandréu ha convocado para hoy a las 12:30 una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros.

Se abre entonces el gran interrogante de si prosperará el referéndum griego sobre el plan de rescate diseñado por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

A primera hora de la mañana, los mercados seguían temiendo que Grecia se declaré en suspensión de pagos y no pueda hacer frente a sus vencimientos de deuda.

Además, parece difícil volver a la calma que reinó a finales de la semana pasada en los mercados de renta variable y de deuda, incluso si Grecia decidiera no hacer el referéndum, ya que la confianza de los inversores ha sufrido un serio deterioro.

En cualquier caso, la inestabilidad sería mayor -especialmente en los mercados de deuda pública- si Grecia mantuviera su objetivo de celebrar su referéndum, previsto para diciembre. Opción que ahora pierde fuerza.

Por eso las bolsas europeas celebraban poco después de las 11:00 la noticia de la pérdida de la mayoría absoluta de Papandréu con avances entre el 1 % de Fráncfort y cerca del 2 % de Milán, frente a los retrocesos que marcaron el inicio de la sesión.