Público
Público

España, determinada a mantener la fe en su estilo de ataque

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección española de fútbol debe mantenerse fiel a su estilo de ataque y rápidos movimientos cuando se enfrente a Alemania el miércoles en las semifinales del Mundial de Sudáfrica, dijo el entrenador Vicente del Bosque.

El campeón europeo, que venció 1-0 a Alemania en la final de la Eurocopa 2008, se ha enfrentado a equipos que han desplegado mayoritariamente tácticas defensivas en Sudáfrica y ha mantenido vivas sus esperanzas de una primera Copa del Mundo gracias al talento creativo de jugadores como Xavi, Andrés Iniesta y el prolífico goleador del torneo David Villa.

Mientras tanto, el joven equipo de Alemania ha demolido a gigantes internacionales como Inglaterra y Argentina con una combinación similar de rápidos pases y un contraataque devastador, aumentando el prospecto de un partido mucho más abierto el miércoles en Durban.

"Tenemos que ser, o tratar de ser, fieles a nuestro estilo, con el espíritu competitivo que hemos demostrado", dijo Del Bosque en una conferencia de prensa en la base de entrenamiento de España en Potchefstroom.

"Comenzamos este Mundial con la derrota (1-0 en el Grupo H) ante Suiza, que fue tan dolorosa, pero ahora la felicidad de nuestro cuarto triunfo consecutivo nos pone en las semifinales y esperamos aprovecharlo al máximo", señaló.

El entrenador de Alemania, Joachim Löw, ha seleccionado al plantel alemán más joven para un Mundial desde 1934 y ha logrado formar un equipo de emocionantes nuevos talentos como Thomas Müller y Mesut Özil y los veteranos Miroslav Klose, Bastian Schweinsteiger y Lukas Podolski.

España, en contraste, tiene pocos cambios del equipo que se adjudicó la Eurocopa en Viena hace dos años.

"Ellos (Alemania) recientemente comenzaron un ejercicio de reconstrucción para un equipo que parecía estar gastado", dijo Del Bosque.

"Creo que han hecho avances, aunque Alemania siempre ha sido fuerte", agregó.

Del Bosque, de 59 años, dijo que no creía que los jugadores alemanes se motivaran por un deseo de vengarse de la derrota de la Eurocopa 2008, en la que el delantero Fernando Torres, que aún no ha anotado en Sudáfrica, marcó el único gol.

"La idea de una venganza en las grandes selecciones nacionales no existe", indicó. "Quieren ganar para llegar a la final y nosotros también. Los atletas siempre piensan en el futuro", expresó.