Público
Público

España, un equipo de plata que lideran Kiko Fábregas y Rodrigo Garza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección de hockey, que hoy ganó el primer la tercera plata olímpica de España en categoría masculina, la forman un grupo de chicos de entre 32 y 21 años liderados por su capitán Francisco Fábregas y por Rodrigo Garza, uno de los tres internacionales que juega en la liga más potente de Europa, la de Holanda.

Kiko Fábregas, un ingeniero industrial que compagina su trabajo como técnico comercial con entrenamientos de club y de selección, es uno de los pilares de este equipo desde que relevó en la capitanía a Juan Escarré, tras la retirada de éste en 2006.

"Después de Atenas estuve a punto de dejar el hockey porque no podía encontrar trabajo sin haber hecho prácticas, al final gracias a mi empresa puedo estar aquí. Pero el 1 de septiembre tengo que volver a trabajar", decía Kiko, que vive en Atenas sus terceros Juegos y comparte internacionalidad con su primo Alex, auditor de profesión.

Ambos son continuadores de una saga que también tuvo como olímpicos a sus padres, el de Kiko, llamado también Francisco lo fue en cuatro Juegos, México'68, Múnich'72, Montreal'76 y Moscú'80, donde ganó la plata.

El contrapunto al "seni" catalán de Kiko lo pone "la chulería" de un madrileño, Rodrigo Garza, otro que lleva tres juegos y que pasea el nombre de España en la liga holandesa donde esta a punto de empezar su cuarta temporada, tras salir del Club de Campo.

Jugador primero del Den Bosh y ahora del Bloemendal, un equipo que opta a ganar su liga y la recién creada Euroliga, Rodrigo es uno de los defensas más considerados de Holanda, donde ha compaginado el hockey con un trabajo en prácticas en el banco ABN AMRO.

"Hendriks nos ha enseñado a actuar como profesionales, pero no lo somos. Casi todos tenemos que trabajar porque el hockey no da para vivir y la carrera de un jugador se acaba pronto", explica.

Junto a ellos, Pol Amat, nieto del fundador del RC Polo e hijo de Francisco Amat, olímpico en Tokio'64, México'68 y Múnich'72. Pol, auditor nacido en Barcelona hace 30 años, ha vivido en Pekín sus cuartos Juegos y representa la elegancia de España, siempre con la mayor discreción.

Pol comparte ataque con Edi Tubau, un delantero eficaz candidato a mejor jugador del mundo en 2007, que sorprende cuando explica que ha preferido quedarse en España y terminar dos carreras -magisterio e INEF- en lugar de "hacer las Holandas".

A quien no ha dejado escapar la liga holandesa es a Santi Freixa, gran referente de España por su capacidad para decidir partidos y por su eterna sonrisa.

Jugador "de otro planeta", como le gusta decir a su seleccionador, Freixa es sobrino de los olímpicos Ignacio Escudé (Los Angeles'84 y Barcelona'92) y Xavi Escudé (Barcelona'92 y Atlanta'96) y primo de David Freixa (Barcelona'92).

Tras pasar unos meses fuera del hockey en 2006 para hacer un curso relacionado con sus estudios de Comercio Internacional y Empresa en Argentina y después volver a España, ahora es jugador del Amsterdarm, donde releva a Taeke Taekema en los penaltis córner.

El otro "Cesc Fábregas" del hockey español es Albert Sala, periodista y medio en el campo, que el 9 de septiembre vuelve a Holanda para iniciar su tercera temporada en el Bilthoven. Allí compagina deporte y estudios con la idea de volver a Barcelona y entrar a trabajar en la Academia de Johan Cruyff.

Otros veteranos son Xavi Ribas, profesor de educación física que asume la primera responsabilidad en los penaltis córner con otros dos juegos de experiencia, ayudado siempre por Ramón Alegre, el sacador de esta jugada, que también es coordinador de la escuela de hockey del Egara, y Víctor Sojo, delantero del Club de Campo que pone el acento cordobés de Puente Genil en sus segundos juegos.

Ramón comparte selección con su hermano mayor, David, estudiante de periodismo y uno de los mejores enlaces para servir goles a Freixa, que tiene un gran suplente en Edu Arbós.

Arbós, otro con antecedente familiar olímpico, es estudiante de informática que estrena juegos con 25 años en Pekín, igual que Roc Oliva -hermano de la jugadora del equipo femenino Georgina que estudia Derecho- y que Juan Fernández, estudiante de medicina de Oviedo.