Público
Público

España muestra su apoyo a la normalización paraguaya

De la Vega insiste en el apoyo que nuestro país da al esfuerzo con el que Fernado Lugo encara la difícil tesitura de su Ejecutivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta primera estuvo hoy en la capital de Paraguay, el tercer país latinoamericano que visita en cuatro días, para entrevistarse con su presidente y ex obispo, Fernando Lugo. A pesar de que pasó sólo once horas de estancia en Asunción, María Teresa Fernández de la Vega, intervino ante el Parlamento, se reunió con Lugo, dio una rueda de prensa e inauguró un seminario sobre Políticas Sociales en Tiempos de Crisis.

Durante su reunión con el presidente paraguayo, la vicepresidenta le insistió mucho en el apoyo que España da al esfuerzo con el que Lugo encara la difícil tesitura de su Ejecutivo, en particular, y de la configuración institucional del Estado, en general. El actual mandatario de Paraguay ganó las elecciones hace casi un año, el 15 de agosto de 2008, después de 61 años en el poder del Partido Colorado.

Sin embargo, la Alianza Patriótica Democrática que lidera Lugo y que forman una decena de partidos sufrió un varapalo con el abandono del Partido Liberal Radical Auténtico, el que más escaños sumaba en el Parlamento y que conllevó la marcha del vicepresidente.

El Gobierno español, sostienen fuentes diplomáticas, no oculta su temor a que, en países con altos índices de pobreza y, sobre todo, de corrupción y desigualdad —como es el caso de Paraguay—, se repitan casos como el de Honduras. Por eso, De la Vega ha querido materializar con su visita el firme apoyo del Ejecutivo español al proyecto de reformas estructurales de Fernando Lugo. De la Vega se presentó respaldada por datos: la ayuda española contra la pobreza en Paraguay se han triplicado desde 2006 hasta 2008 (más de 20 millones). Y así seguirá siendo.

La agenda de la número dos del Ejecutivo se clausura hoy en Colombia. La vicepresidenta expresará al presidente colombiano, Álvaro Uribe, la preocupación española por el acuerdo con EEUU para el despliegue de tropas norteamericanas en Colombia y que ha provcado una escalada de descontento en la zona.