Público
Público

España no salió de la recesión en el cuarto trimestre

El PIB desciende un 0,1% en el último trimestre de 2009. Las últimas cifran suponen una leve mejoría respecto al periodo anterior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España no consiguió finalmente salir de la recesión en el cuarto trimestre de 2009. El PIB ha registrado un descenso intertrimestral del 0,1% y una contracción interanual del 3,1%, por lo que la caída global del año se sitúa en un 3,6%, según el avance de datos de la Contabilidad Nacional publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa del descenso global de la economía en 2009, (-3,6%) supone la mayor caída de la acticidad de las últimas décadas. Sin embargo, las cifras del último trimestre, que coinciden plenamente con las estimadas por el Banco de España , suponen una cierta moderación respecto a las del trimestre anterior, cuando el PIB cayó un 0,3% en tasa intertrimestral y un 4% en tasa interanual.

Con éste, ya son seis los trimestres consecutivos en los que se contrae el PIB español, que oficialmente entró en recesión (dos trimestres de crecimiento negativo) a finales del año pasado.

Asimismo, los datos avanzados del cuarto trimestre constatan las previsiones del Gobierno , que estimaba que la economía española no saldría de la recesión en 2009.

Elena Salgado se muestra optimista. Puede descartar una recaída

Tanto la vicepresidenta económica, Elena Salgado, como diversos servicios de estudios y analistas, entre ellos el BBVA y el panel de Funcas, habían previsto que el PIB registraría en el cuarto trimestre de 2009 una tasa trimestral cercana a cero.

De hecho, en una entrevista a TVE pocos minutos después de conocerse los datos oficiales de este último trimestre, la ministra de economia se mostraba optimista y afirmaba poder descartar una recaída.

Los expertos creen la economía española podría salir de la recesión en el primer trimestre de 2010, con un leve crecimiento positivo, suficiente para seguir a otros países en la senda de la recuperación.

El Bnaco de España apuntaba que el gasto en consumo final de los hogares mantuvo la 'tónica de debilidad' de los trimestres previos, aunque en términos intertrimestrales podría haber mostrado una tasa 'ligeramente positiva'.

Afirmaba además la institución que el gasto en consumo de los hogares se vio afectado en el cuarto trimestre por la incertdumbre asociada al 'marcado deterioro' del mercado de trabajo y por el efecto negativo de la destrucción de empleo sobre las rentas salariales.

No obstante, la debilidad del consumo en el cuarto trimestre reflejó un incremento de la tasa de ahorro de los hogares, mientras que el consumo de las administraciones públicas experimentó un 'menor crecimiento' entre octubre y diciembre, en línea con la evolución del empleo en este sector.