Público
Público

España pasa un nuevo examen en el mercado de deuda

El Tesoro espera colocar 4.500 millones en nueva subasta. Algunas analistas advierten que las reticencias de Rajoy a pedir el rescate pueden perjudicar a España en la subasta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tesoro Público celebra este jueves una nueva subasta en la que espera repetir el éxito del pasado martes y colocar hasta 4.500 millones de euros en bonos a tres años y obligaciones a diez. Un nuevo examen antes los mercados después de la decisión del BCE de comprar deuda soberana. El Tesoro subastará bonos a tres años con cupón 3,75% y vencimiento a 31 de octubre de 2015 y obligaciones a diez años con cupón 5,85% y vida hasta el 31 de enero de 2022.

El Tesoro espera repetir los resultados del martes, cuando superó su objetivo y colocó 4.576,23 millones en letras a 12 y 18 meses a tipos más bajos gracias al bálsamo proporcionado por el Banco Central Europeo (BCE) con el simple anuncio de su programa de compra de bonos. En concreto, el organismo colocó 3.557,42 millones en letras a 12 meses con una rentabilidad media del 2,835% y 1.018,81 millones en letras a 18 meses con un interés medio del 3,072%.

La del martes fue la primera emisión después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, anunciara el nuevo programa de compra ilimitada de bonos soberanos con vencimientos entre uno y tres años, condicionado a la previa solicitud de ayuda financiera.

La prueba de este jueves es más complicada porque el Tesoro subastará deuda a largo plazo y el silencio del Gobierno español ante la eventual petición de ayuda está desafiando la relativa calma de los mercados.

De hecho, la prima de riesgo, que mide el sobrecoste que exigen los inversores por la compra de deuda soberana española frente a la alemana, subía ligeramente en la apertura de la sesión hasta 415 puntos básicos, ocho más que al cierre de la sesión precedente.

Las reticencias que muestra el Gobierno de España sobre la petición de un rescate a Europa se reflejaban en el mercado de deuda, donde los inversores han dado por hecho la solicitud y muestran así su disgusto con el retraso. Las tensiones en el mercado secundario de deuda podrían perjudicar a España en la subasta de deuda que se celebra hoy.

También los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares subían a esta hora hasta 385.760 dólares anuales, por encima de los 361.430 de la víspera.

Los CDS de España se situaban como los sextos más caros del mundo, por detrás de Argentina, Venezuela, Ucrania, Líbano y Hungría. Asimismo, las primas de riesgo de otros países de la zona del euro que han sido rescatados o podrían necesitar ayuda se incrementaban a esta hora, de modo que la de Italia subía a 337 puntos básicos, la de Irlanda, a 349, la de Portugal, a 701, y la de Grecia, a 1.916.

Respecto a los futuros, los que adelantan el comportamiento de la deuda europea subían al 139,96% desde el 139,71% anterior, en tanto que los que predicen el futuro de la deuda estadounidense comenzaban la jornada en el 147,04 %.