Público
Público

España pide redoblar el esfuerzo para lograr el acceso universal al tratamiento del sida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España pidió hoy ante la Asamblea General de la ONU que la comunidad internacional redoble los esfuerzos para lograr que el acceso universal a la prevención y los tratamientos contra el sida sea pronto una realidad, sobre todo para los grupos de población más necesitados.

El Gobierno español "reitera su compromiso con el acceso universal y buscará la manera de seguir respondiendo a las necesidades para contribuir a alcanzar este objetivo", dijo el embajador español en misión especial para las asociaciones públicas y privadas de salud global, José Luis Solano, en su intervención.

Solano representó a España en el último día del debate que la Asamblea General celebra sobre el sida, en el que hoy todos los países adoptarán una nueva declaración sobre la enfermedad en la que se espera que la comunidad internacional se comprometa a hacer realidad el acceso universal al tratamiento antes de 2015.

El embajador adelantó en su intervención que el Gobierno español "comparte y contribuirá" a la consecución de objetivos marcados en las nuevas estrategias del Programa Conjunto de las Naciones Unidas contra el Sida (Onusida) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el periodo 2011-2015.

"En la situación actual, la comunidad internacional debe tomar conciencia de la necesidad de actualizar nuestras políticas para acercarlas a la población más necesitada y a los grupos más vulnerables", dijo el representante de España, que sigue apostando por trabajar "por una respuesta global" contra el sida.

Esa respuesta debe partir, agregó, "de la defensa de los derechos humanos y de los derechos de salud sexual y reproductivos, y debe contemplar siempre la perspectiva de género".

"Las desigualdades económicas y sociales son las fracturas del tejido social que aprovechan las pandemias para extenderse en nuestras comunidades", alertó Solano, quien indicó que entre "los importantes retos" a los que hay que hacer frente todavía está el acabar con la discriminación de los portadores del virus.

"Las personas con VIH continúan estando estigmatizadas y discriminadas en nuestro país y en todos los países del mundo. Quiero manifestar aquí la importancia que en España le damos a este problema y los esfuerzos que estamos haciendo para contribuir a la desaparición de esta situación tan injusta", manifestó.

El diplomático recomendó que se afronten los nuevos retos que plantea la pandemia "desde el realismo y la esperanza, redoblando el compromiso y seleccionando las políticas más eficaces para conseguir un acceso universal a los medios de prevención y tratamiento existentes".

España también apostó por hacer más para impulsar "la investigación de nuevas herramientas" para acabar con el sida, como puede ser la creación de una vacuna o de microbicidas.

Solano explicó ante los miembros de la ONU las políticas desarrolladas en España desde los años 90 cuando "fue uno de los países europeos más afectados por la epidemia", para llegar a la situación actual, en la que la situación ahora es "muy similar" a la de los países de su entorno.

Entre esas políticas destacó la cobertura universal del tratamiento antirretroviral gratuito, la promoción de medidas preventivas eficaces, como el uso del preservativo y las estrategias de reducción del daño para toda la población, también en centros penitenciarios, y la participación "muy activa" de la sociedad civil en la respuesta a la epidemia.

En la declaración que adoptará hoy la Asamblea General, a cuyo borrador tuvo acceso Efe, la comunidad internacional se compromete, entre otros aspectos, a tratar que el acceso al tratamiento contra el VIH sea universal antes de 2015 -con especial atención en los países pobres, los más afectados- y para erradicar el contagio del virus de madre a hijo también en ese periodo.