Público
Público

Los españoles sienten más placer con la comida que con el sexo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los españoles sienten más placer con la comida, sobre todo con el chocolate, que con el sexo, según un informe presentado hoy sobre la Evolución del Placer en España, y realizado entre 8.351 personas.

El estudio, desarrollado por el profesor de Sociología de la Universidad de Barcelona, Javier Barraycoa, y patrocinado por una conocida marca de helados, señala que los cinco placeres preferidos en España son, por este orden, comer, la familia, viajar, el chocolate y el sexo.

Barraycoa ha explicado que estos resultados se deben a la estrecha relación de la cultura española con la gastronomía, aunque ha señalado que los gustos alimentarios han evolucionado hacia la sofisticación con los productos exóticos y de "gourmet".

En el ámbito internacional, dos de cada tres países sitúan la comida en el número uno de su ránking, aunque no muestran preferencia por un alimento en concreto.

España está a la cola de los países que más disfrutan del placer, junto con Países Bajos, Alemania y Australia, y alejado de Colombia, México, Portugal y Turquía, que lideran la lista.

Por comunidades autónomas, Asturias y Extremadura son las regiones que más placer experimentan, mientras que en las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana se encuentran los españoles que menos disfrutan.

Barraycoa ha asegurado que a pesar de la crisis los españoles no renunciarán a disfrutar de sus placeres favoritos, que serán menos extensos pero más intensos.

En España, las mujeres superan a los hombres en su capacidad de disfrute, con un "117 de Coeficiente de Placer frente al 114 masculino", aunque a nivel mundial ocurre todo lo contrario.

Las españolas prefieren experiencias ligadas a la relajación, mientras que los hombres optan por placeres que les permitan auto-realizarse.

El estudio también refleja que ha aparecido la figura del "prosumidor", un consumidor racional e informado que identifica su hogar como su lugar favorito para el placer.

Por último, han destacado que a diferencia de años atrás, en la actualidad los españoles ya no se sienten culpables por practicar sus actividades favoritas, ya que consideran que tienen "derecho a mimarse".