Publicado: 03.04.2014 20:04 |Actualizado: 03.04.2014 20:04

Estados Unidos creó en Cuba un twitter encubierto para fomentar la disidencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

EEUU reveló hoy que su Agencia de Ayuda al Desarrollo (USAID) llevó a cabo en Cuba hasta 2012 un proyecto de red social para aumentar el acceso a la información entre los cubanos, en respuesta a una información de prensa que asegura que ese plan fue encubierto y su fin era socavar al régimen de la isla.

"Las sugerencias de que se trataba de un programa encubierto no son correctas", aclaró en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Carney se refirió así a la información publicada por una agencia de noticias estadounidense en relación a ese proyecto supuestamente clandestino, denominado ZunZuneo y cuyo objetivo era crear una especie de "Twitter cubano", una red social de mensajes a través del móvil para fomentar la disidencia entre los jóvenes de la isla.

EEUU financia distintos programas "para ayudar a capacitar a los cubanos a tener acceso a más información y fortalecer a la sociedad civil", explicó Carney, quien agregó que el dinero invertido en el mencionado proyecto "fue objeto de debate en el Congreso".

El presidente Barack Obama y su Gobierno "apoyan los esfuerzos para ayudar a los ciudadanos cubanos a comunicarse más fácilmente entre ellos y con el mundo exterior", comentó Carney.

Según el portavoz, la Oficina de Supervisión del Gobierno (GAO, por sus siglas en inglés) "revisó ese programa en detalle en 2013 y encontró que se llevó a cabo de conformidad con la ley de Estados Unidos y bajo los controles de supervisión adecuados".

En la ejecución de programas "en entornos no permisivos" el Gobierno toma medidas "para ser discreto" y eso no sucede "exclusivamente en Cuba", puntualizó Carney.

El portavoz remitió a los periodistas a la USAID para conocer los detalles del programa, que según lo publicado hoy funcionó entre 2010 y 2012 con el objetivo de impulsar a los jóvenes cubanos a la disidencia para generar una especie de "primavera árabe" en la isla.

La planificación de ZunZuneo comenzó en 2009 con la obtención de medio millón de números de teléfono móviles en Cuba y USAID y sus empresas contratadas ocultaron los vínculos de Washington con el proyecto, con la creación de compañías falsas en países como España y el uso de una cuenta bancaria en las islas Caimán.

La red social creada llegó a tener unos 40.000 usuarios que compartían a través de mensajes contenido "no controvertido" sobre fútbol o música, aunque el propósito era introducir después el matiz político para inspirar a los jóvenes a organizar marchas y concentraciones contra el régimen cubano, según la información.

La Casa Blanca negó hoy que Alan Gross, que trabajaba para USAID y que está encarcelado en Cuba desde 2009 por "acciones contra la integridad territorial del Estado", tuviera algo que ver con el desarrollo de ZunZuneo.

El Gobierno estadounidense mantiene que Gross trataba simplemente de proporcionar acceso "sin censura" a internet a "una pequeña comunidad religiosa" judía en la isla y hoy Carney volvió a instar al Gobierno de La Habana a que lo libere.