Público
Público

Las estampidas reflejan la realidad del fútbol africano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La estampida del domingo en un amistoso internacional dio muestra de una realidad constante en el fútbol africano y puso en tela de juicio los procedimientos de seguridad planificados de cara a la primera Copa del Mundo que se celebrará en el continente.

Al menos 14 personas resultaron heridas, en su mayoría aficionados nigerianos que trataron de abrirse paso en el Estadio Makhulong de Tembisa, en las afueras de Johannesburgo, para ver a su país jugar un amistoso contra Corea del Norte previo al Mundial.

La organización y la seguridad del partido, que corrió por parte de la federación de Nigeria, resultó insuficiente y los aficionados derribaron una puerta hiriendo gravemente a un policía.

La imagen de aficionados intentando abrirse camino en los estadios utilizados para partidos importantes es algo normal en el fútbol africano, una práctica que a menudo termina con consecuencias mortales.

Hace poco más de un año, 19 personas murieron y más de 100 resultaron heridas en una estampida que se produjo en un duelo de clasificación para el Mundial entre Costa de Marfil y Malawi, en Abiyán.

Varios partidos de clasificación para la Copa del Mundo en Africa, donde los procedimientos de seguridad se imponen al azar, han tenido un saldo mortal en la última década, y ha muerto gente aplastada en Guinea, Liberia, Nigeria, Togo, Zambia y Zimbabue.

Para este evento se han tomado innumerables medidas de seguridad para asegurar que el torneo esté libre de incidentes y los espectadores tuvieron que pasar por varios controles antes de llegar a sus asientos.

"Parece que otra vez el fútbol de elite y sus estadios corporativos reciben toda la financiación y la atención meticulosa, mientras los que lugares bases no lo hacen", dijo a Reuters Peter Alegi, el académico estadounidense experto en fútbol africano que vive en este continente.

"No hay muchas posibilidades de que haya una mayor seguridad en los partidos normales de Africa tras la Copa del Mundo", agregó en una entrevista telefónica Alegi, autor de un libro reciente sobre el fútbol africano.

Implementos como vallas de seguridad o medios de transporte policial son difíciles de encontrar en los estadios de Africa, lo que sumado a la falta de capacitación del personal de seguridad aumenta el problema.

Incluso si la FIFA y la Copa del Mundo de 2010 establecen nuevos estándares en confort para los espectadores del fútbol en Africa, la realidad de la escasez de recursos del continente y la pasión de los aficionados seguirá haciendo ver este deporte como una actividad peligrosa.