Público
Público

Un estudio halla pistas sobre la enfermedad pulmonar crónica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los fumadores con una enfermedad pulmonar crónica son mucho más propensos a sufrir un mal funcionamiento delsistema de defensas antioxidante que otras personas que fuman, de acuerdo a un equipo de investigadores estadounidenses.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o EPOC, es la cuarta causa de muerte en el mundo y sigue en aumento. Por el momento notiene cura.

Los expertos hallaron que un gen maestro llamado NRF2, que activa a otros genes implicados en la protección de los pulmones de lacontaminación y el humo de los cigarrillos, no funcionaba correctamente en los fumadores con EPOC avanzada, enfermedad que afecta a210 millones de personas en el mundo.

El equipo señaló además que un compuesto hallado en el brócoli ayudaría a corregir este problema.

"Este trabajo demuestra claramente que el deterioro en nuestro sistema oxidativo está relacionado con el avance de la EPOC, lo quetambién podría ser causa de otras enfermedades ambientales", indicó en un comunicado Shyam Biswal, de la Escuela de Medicina de laUniversidad Johns Hopkins.

No existe tratamiento para la EPOC, una enfermedad que incluye al enfisema, la bronquitis crónica y algunos tipos de asma crónico agudo.El tabaquismo es de lejos la principal causa de EPOC, aunque los factores ambientales como la polución juegan un papel importante.

En estudios previos, Biswal descubrió que los ratones con un mal funcionamiento de los genes NRF2 desarrollaban enfisemas graves.

La investigación actual, publicada en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, estudió muestras de tejido defumadores, unos con EPOC y otros sin él.

Los científicos hallaron que los pulmones de las personas con EPOC presentaban menos cantidad de los antioxidantes regulados por elgen NRF2. Cuanto más enfermos estaban los pacientes, menores eran sus niveles de antioxidantes.

No obstante, los investigadores también descubrieron que el sulforafano, un compuesto que se encuentra naturalmente en el brócoli y elwasabi, podría restaurar la función del gen NRF2 en el tejido humano.

"Éstas son las claves que estamos buscando para lograr intervenciones más específicas", dijo en una entrevista telefónica el doctor JohnHeffner, ex presidente de la Sociedad Torácica Estadounidense.

Con todo, los expertos creen que es muy prematuro recomendar el consumo de brócoli para prevenir o curar la EPOC.

/Por Julie Steenhuysen/.*.