Público
Público

La etarra "Lola" condenada a ocho años por el intento de asesinato de un militar en Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Nacional ha condenado a ocho años de cárcel a la etarra Dolores López Resina, alias "Lola" por el intento de asesinato de un militar de Barcelona cometido el 20 de diciembre de 1993 con un coche robado y cargado de explosivos.

La sentencia de la Audiencia Nacional considera acreditado que "Lola" junto a los otros miembros del llamado "comando Barcelona" de ETA ya condenados por estos hechos -Felipe San Epifanio "Pipe", Gregorio Vicario Setién "Santi" y Rosario Ezquerra "Agurtzane"- habían planeado atentar contra un coronel en la calle Tenor Massini de la ciudad condal.

Para ello el 19 de diciembre de 1993 los cuatro miembros del comando robaron un vehículo por la fuerza en Hospitalet de Llobregat con el fin de utilizarlo en la huida.

Al no localizar al coronel contra el que pretendían atentar durante los dos días que estuvieron vigilando la zona, los etarras se deshicieron del coche, dejándolo con una carga explosiva para que, según el tribunal, "pudiese causar muertes o heridas a los funcionarios policiales".

La sentencia explica que en la noche del 21 al 22 de diciembre los terroristas prepararon el artefacto explosivo con 7 kilos de amosal, reforzado con un kilo de amerital y tres cartuchos de cámping gas, para "aumentar su poder", y lo colocaron en el vehículo que dejaron aparcado sin matrícula en un paraje a la altura de la Mare de Deu del Porte, sin llegar a colocarle detonador para iniciar la carga explosiva.

Esa misma noche las fuerzas de seguridad encontraron el coche y un equipo de expertos en desactivación de explosivos llevó a cabo una explosión controlada.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condena por estos hechos a Dolores López Resina a ocho años de prisión por el delito de atentado en grado de tentativa, otro año de prisión menor y multa de 3.000 euros por un delito de sustitución de placas de matrícula y seis meses de arresto mayor, privación del permiso de conducir durante un año y multa de 3.000 euros por utilización ilegítima de vehículo de motor.

La etarra López Resina se ha enfrentado este mes a otros dos juicios en la Audiencia Nacional por la colocación de dos bombas en sendas cafeterías del Puerto Olímpico de Barcelona en agosto de 1993, que causaron cinco heridos, y la colocación de un coche bomba en la estación barcelonesa de Sants ese mismo año.