Público
Público

La ex jefa del MI5 ve "excelentes cualidades" en las mujeres como espías

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Para Stella Rimington fue difícil desenvolverse en un mundo eminentemente masculino durante los veintisiete años que pasó en el MI5, servicio de inteligencia británico, cuatro de ellos como directora, aunque ve "excelentes cualidades" en las mujeres para ser agentes de inteligencia.

Rimington, que viajó hoy a Madrid desde Londres para presentar "La invisible", novela con la que ha debutado en la literatura, consideró que hay una "diferencia de enfoque" entre hombres y mujeres en este mundo de espías.

La escritora, que ocupó la Dirección General del MI5 entre 1992 y 1995, aseguró que cuando se hizo cargo de esta responsabilidad no tuvo "ningún tipo de problema" dentro del Reino Unido por el hecho de ser mujer, aunque su nombramiento supuso un gran impacto en el resto de países europeos, cuyos servicios de inteligencia la recibieron "como un fenómeno".

La escritora, cuya vida ha inspirado el personaje de M, interpretado por Judy Dench en las últimas películas de James Bond, destacó su pretensión de que su servicio de inteligencia ficticio "se comporte como en la vida real, no como en James Bond, donde él solo mata a los enemigos sin ayuda".

Rimington, que utiliza su experiencia profesional en la unidad de espionaje nacional del Reino Unido -los primeros de ellos como oficinista- para escribir sus libros, publicó "La invisible" en su país en 2004.

Sobre su próxima obra, la quinta que publicará, la ambienta en Irlanda del Norte y versa sobre el IRA, ya que -dijo- le consta que sus antiguos colegas están preocupados con la idea de que algunos de sus antiguos miembros no hayan aceptado el proceso de paz y planeen nuevas operaciones.

Aunque el terrorismo que la autora refleja en "La invisible" es de origen islámico, en el libro el ataque tiene una motivación personal, y su protagonista, la agente Liz Carlyle, fue creada a partir del propio modelo de Rimington.

Señaló que cuando comenzó a escribirla todavía no se habían producido los ataques terroristas en el metro londinense, "aunque yo ya sabía que había planes de un ataque procedente del extranjero en suelo británico", por lo que basó la trama de la novela en esta idea.

La escritora, que tuvo que pasar por el tamiz de los actuales servicios secretos de su país el libro antes de publicarlo, subrayó que el libro es pura ficción, y se mostró poco preocupada por revelar secretos de operaciones importantes porque hace trece años que dejó el MI5.

Para Rimington, un buen servicio de inteligencia está tan basado en la utilización del cerebro y la intuición como en la acción, y aunque actualmente aseguró que la única información que tiene sobre terrorismo es a través de la prensa, recordó que el actual director del servicio de inteligencia británico ha dicho que existe una alta probabilidad de ataques terroristas islamistas en suelo británico.

"De todas formas, creo que los servicios de inteligencia están empezando a comprender cómo funciona el terrorismo islamista y están empezando a ponerle coto" ayudados por más recursos, subrayó la escritora, quien se mostró expectante ante la posibilidad de que la elección de Obama como presidente de EEUU tenga algún efecto en la motivación de los terroristas.

Para Rimington, aunque parezca "raro" que a alguien con su trayectoria profesional le pueda apetecer ahora escribir "thrillers", siempre lo tuvo en mente pero ni tenía tiempo para escribir ni le parecía "adecuado" por su posición, por lo que ha decidido aprovechar su jubilación para cumplir un viejo sueño.

Concha Carrón.