Público
Público

El exenfermero de La Princesa abandona su huelga de hambre después de 40 días

Continuará su lucha "activa y no violenta" esta misma noche apoyando el encierro de los médicos y enfermeros de los centros hospitalarios de la capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exenfermero y paciente del hospital de La Princesa, Juan Antonio Recio, abandonará progresivamente a partir de hoy la huelga de hambre que ha mantenido a raja tabla durante 40 días. 'Mis fuerzas estaban muy mermadas, mi cuerpo estaba demasiado debil', ha reconocido en conversación telefónica con Público.

Sin embargo, asegura que su lucha no acaba con la huelga, sino que ahora su objetivo es recuperar las fuerzas para continuar las protestas por otras vías 'activas y no violentas'. Conforme a esta decisión, esta misma mañana ha participado en una parte en la marcha por la sanidad pública que ha arrancado desde el Hospital del Niño Jesús en Madrid. Aunque 'he necesitado la ayuda de mis compañeros porque no se me ha cedido una silla de ruedas en el hospital', subraya el ex enfermero del centro hospitalario.

Asimismo, esta noche será uno más de los que se encierren en el hospital de La Princesa . Será un acto de protesta por la amenaza de transformación de éste en 'un centro solo para ancianos, sin urgencias ni atención a la población general' según José A. Recio ha explicado a este diario.

Por otro lado, su vista también está puesta en la Consulta Ciudadana Por la Sanidad que dará comienzo el próximo 3 de febrero. En ella participarán más de cien organizaciones con el fin de que los madrileños hagan pública su opinión sobre qué tipo de sanidad quieren.

Hoy, día mundial de la no violencia, Jose A. Recio ha aprovechado para hacer un llamamiento a la sociedad con el propósito de que 'no se caiga en la provocación de recurrir a la violencia'. Considera que ésta es 'la coartada que está buscando el Gobierno para lanzar una campaña de represión brutal, con el fin de descabezar los movimientos sociales'.

Por último, ha agradecido 'enormemente la solidaridad, la paciencia, el apoyo y el respeto' de todos los que estuvieron este tiempo a su lado peleando por el 'derecho constitucional de la sanidad pública'.