Público
Público

Exteriores y Cultura dan por zanjada su pugna por la gestión cultural

La batalla por el control de la política cultural española en el extranjero ha concluído, gracias a un acuerdo interministerial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La batalla por el control de la política cultural española en el extranjero ha oficialmente terminado. Las partes los ministerios de Asuntos Exteriores y de Cultura, representados por Miguel Ángel Moratinos y Ángeles González-Sinde afirmaron ayer haber llegado a un acuerdo. Sus principales puntos aún se desconocen, aunque Moratinos explicó que una comisión interministerial definirá cada mes de septiembre 'un plan de acción cultural en el extranjero consensuado' para el añoentrante.

Los dos ministros aprovecharon la entrega del Premio González-Sinde en la Academia de Cine a la Filmoteca de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo para anunciar su propuesta. Todavía debe ser ratificada en el Consejo de Ministros y prevee, entre otras medidas aún por definir, becas para gestores culturales en las embajadas españolas.

'Lo importante es que hoy es el reencuentro de lo que nunca fue un desencuentro', dijo Moratinos. La pugna por la política cultural en el exterior arrancó cuando Exteriores y Cultura cuyo titular era César Antonio Molina, se lanzaron a por el control del Instituto Cervantes. Moratinos dejó claro que 'nunca hubo fricciones', porque 'la difusión de la cultura es como una locomotora y toda acción debe ser coordinada', añadió González-Sinde. Antes de dejar su cargo, Molina había subrayado: 'Cultura debe tener una presencia en el exterior y ser respaldado. Esto tiene que resolverse, aunque tal vez no lo vea yo'.