Público
Público

La familia de Ingrid Betancourt piensa que la candidatura al galardón es una señal de su liberación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La familia de Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC de Colombia, ha manifestado hoy a la Fundación Príncipe de Asturias sentirse "muy honrada y alegre" al conocer la noticia de la candidatura de la ex senadora colombiana al Premio de la Concordia 2008 y piensa que es señal de que "la van a liberar".

Fuentes de la Fundación Príncipe han señalado hoy que Astrid Betancourt, hermana de la política secuestrada, le comunicará en breve la noticia a su hermana a través de un mensaje radiofónico y anuncia la llegada a la institución asturiana de apoyos de personalidades de todo el mundo.

Astrid Betancourt ha asegurado a la Fundación Príncipe de Asturias que la noticia de la candidatura de su hermana le reafirma "en la convicción de que la van a liberar", lo que permitiría, dijo, que asistan juntas a la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias, el próximo mes de octubre en Oviedo, en el caso de que finalmente obtenga el galardón.

La propia Astrid Betancourt ha indicado que en el próximo mensaje que le enviará a su hermana a través de la radio -que realiza de forma periódica- le comunicará que es candidata al Premio Príncipe de Asturias, así como "la enorme repercusión" que ha tenido esta noticia.

Como muestra de la importancia que la familia de Ingrid Betancourt le ha dado a esta candidatura, su hermana Astrid ha anunciado la inminente llegada a la Fundación de apoyos de importantes personalidades de la vida política y social de todo el mundo.

La ex senadora colombiana comparte candidatura con las ya liberadas Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo, en representación de todos los secuestrados por la guerrilla en las montañas de Colombia.

El jurado que fallará este premio se reunirá a principios del mes de septiembre.

La Fundación Príncipe de Asturias destaca que desde que a comienzos de esta semana se hizo pública la presentación de esta candidatura está recibiendo en su sede de Oviedo centenares de apoyos de todas las partes del mundo.