Público
Público

Las FARC liberan otros dos secuestrados en la segunda fase de la operación que termina mañana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las FARC pusieron el viernes en libertad a otros dos colombianos, el concejal Armando Acuña y el infante de Marina Henry López, en la segunda fase de un delicado operativo que concluyó con éxito y que proseguirá el domingo con la entrega de dos secuestrados más.

Acuña y López se sumaron al concejal Marcos Baquero, quien fue liberado el miércoles, y a los que se unirán el domingo el mayor de la Policía Guillermo Solórzano y el cabo del Ejército Salín Sanmiguel. A ellos también se ha comprometido a liberar la guerrilla sin condiciones.

El concejal y el infante de Marina fueron entregados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a una misión humanitaria conformada por la exsenadora Piedad Córdoba, mediadora oficial con la guerrilla, así como a miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y un integrante de la organización civil Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP).

Esta misión fue posible, al igual que la del pasado miércoles, gracias al apoyo logístico del Gobierno de Brasil, que prestó dos helicópteros, que se adentraron hoy en las espesas selvas del sureño departamento de Caquetá para recoger a los dos rehenes.

El concejal Acuña, el primero en ser entregado, fue enfático al pedir, tras su liberación, que el Gobierno dialogue con la guerrilla para caminar hacia un intercambio humanitario de retenidos por rebeldes presos, mientras que a las FARC les exigió que dejen de usar el secuestro como arma política.

Estas declaraciones contrastaron con la actitud silenciosa del infante de marina López, quien no dio declaraciones a la prensa y fue trasladado de inmediato a una clínica privada de Bogotá.

Acuña, de 48 años, regresó a la libertad vestido con traje y corbata, lo que llamó la atención por proceder de la selva en medio de un calor infernal.

Después explicó que fueron las FARC quienes le facilitaron ese atuendo porque le dijeron: "usted llegó bien vestido y se marcha bien vestido".

Y en sus manos portaba una camiseta del Atlético Huila, su equipo de fútbol favorito, cuando se reencontró con su esposa y sus tres hijos, ya en la base aérea de Catam, en Bogotá, con quienes se fundió en un largo e intenso abrazo.

Acuña lanzó un mensaje contundente: "quiero aprovechar este momento para dirigirme al Gobierno nacional, dirigirme de igual manera a todos los alzados en armas, a la insurgencia en general, dirigirme al pueblo colombiano para proponer o pedir unidad nacional por la paz y la reconciliación".

Agregó que "es la hora de dialogar y de buscar, entre todos, el camino de la paz y la reconciliación encarando con dignidad y respeto, realismo y audacia, la solución del conflicto colombiano".

"El intercambio humanitario ha de ser el primer paso hacia un entendimiento amistoso que permita el regreso ya de nuestros hermanos civiles y militares privados de su libertad y con el compromiso de que se debe terminar el secuestro como arma política dentro del conflicto colombiano", manifestó Acuña.

Dijo además: "no podemos aceptar con nuestra indiferencia e intolerancia que la guerra sea parte natural".

Para terminar manifestó que "ya es alta la cuota de sacrificio que se ha aportado dentro de esta guerra absurda, que la está perdiendo el pueblo colombiano".

Acuña, concejal de Garzón, en el departamento del Huila (sur), fue secuestrado el 29 de mayo de 2009 en esa localidad por guerrilleros que, a plena luz del día, ingresaron a la sede del concejo municipal y se lo llevaron. En esa acción murieron dos vigilantes, un policía y dos soldados.

En cuanto a López es el que lleva menos tiempo en cautiverio, desde el 23 de mayo de 2010, cuando una patrulla de la Armada de la que formaba parte fue emboscada en Caquetá con un resultado de diez militares y dos rebeldes muertos.

La mediadora en el proceso, Piedad Córdoba, manifestó en declaraciones a la cadena Telesur que los liberados traen de la selva "mensajes de paz".

"Estos son realmente expresiones que pueden significar la construcción de un escenario para la paz en el país", matizó la exsenadora, quien mañana partirá a Ibagué, capital del Tolima (sur), para proseguir con la misión humanitaria este proceso de liberaciones.