Público
Público

La fecha de la manifestación por el Estatut divide a los partidos catalanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varias formaciones catalanas, entre ellas dos socios del Govern de la Generalitat, ERC e ICV-EUiA, han chocado hoy al considerar si, en caso de celebrar una manifestación en defensa del Estatut, esta reacción debería realizarse previamente a la sentencia del Tribunal Constitucional.

La propuesta del vicepresidente de la Generalitat, el republicano Josep Lluís Carod-Rovira, para que en caso de salir a la calle, los partidos lo hagan el próximo 11 de setiembre, ha sido censurada por dos partidos en la oposición, CiU y C's, además de por uno de los socios del gobierno tripartito, ICV-EUiA, que ha instado a esperar a que el fallo se haga público.

Precisamente, Carod ha indicado que sería un "error" esperar a la sentencia del TC para manifestarse, pues, a su juicio, se legitimaría y se daría "carta blanca" al tribunal.

En este sentido, ha abogado por evitar "actitudes derrotistas y catastrofistas" y no estar "paralizados" a la espera de la sentencia del TC.

Es por ello que al dirigente republicano "no se le ocurre mejor fecha" para una manifestación previa a la sentencia que el 11 de setiembre, Diada Nacional de Cataluña, y ha advertido que, en caso de que se recortase o limitase el Estatut, "es posible que nos demos cuenta de que no es suficiente con manifestarse y que el (actual) sistema de convivencia (autonómico) no es suficiente".

En el mismo sentido, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, ha dicho que es "poco democrático" que el TC, en su opinión "un órgano político", pueda "tumbar" un Estatut que responde a la voluntad de los catalanes, y que incluso ha contado con el respaldo del Congreso y del Senado.

Sin embargo, la propuesta del vicepresidente del Govern y actual presidente en funciones de la Generalitat ha sido rechazada frontalmente por CiU y ICV-EUiA, que han instado a "esperar", mientras que C's la ha calificado de "coacción" y "campaña organizada contra el TC por parte de Generalitat y Gobierno.

En rueda de prensa en la Universitat Catalana d'Estiu que se ha iniciado hoy en Prada (Francia), la portavoz de ICV-EUiA, Dolors Camats, se ha opuesto a convocar una manifestación antes de que se emita la sentencia del TC, y se ha mostrado dispuesta a esperar a analizar el contenido de la sentencia para ver "cuál es la mejor respuesta política y social".

La ecosocialista ha apostado por responder a la sentencia del TC, en el momento en que sea emitida, con "una posición política firme y una respuesta social unitaria", aunque ha acusado a CiU de desear una sentencia adversa del TC sobre el Estatut "porque es bueno para ellos".

No obstante, CiU ha insistido en la necesidad de mantener la unidad y en aguardar a la sentencia en lugar de proponer manifestaciones "antes de hora" que "dan por hecho" la inconstitucionalidad de la reforma estatutaria.

Así lo ha recalcado el presidente de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida, que ha criticado la propuesta "unilateral" de Carod-Rovira, que supone "invitar a los mismos magistrados a que aquí ya se está resignadamente dispuesto a aceptar una tesis contraria".

"No me imagino, como abogado que soy -ha ironizado- estar en medio de un pleito y estar pendiente de la sentencia, e ir públicamente aceptando que puedo perder el pleito. (...) Como abogado defensor del Estatut, no contemplo otra sentencia que no sea en favor de nuestro cliente".

Por ello, ha advertido que la "única tesis posible" de los partidos catalanes es no dudar de la constitucionalidad del Estatut y, en todo caso, "si no lo es, ya nos lo dirán en su momento, y entonces será momento de reaccionar" de forma unitaria.

Por último, el presidente de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía (C's), Albert Rivera, ha acusado a Gobierno y Generalitat de "coaccionar" al Tribunal Constitucional en su sentencia sobre el Estatut de Cataluña mediante una "campaña organizada" para presionar a los magistrados.