Público
Público

Felipe de Borbón condena en Morelia el atentado y apoya lucha contra narcos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Carmen Tabar

El Príncipe de Asturias condenó hoy en Morelia el atentado que el pasado 15 de septiembre, día en que se celebró la independencia del país, causó la muerte a ocho personas, y aseguró que México vencerá al narcotráfico.

El acto terrorista, en el que además un centenar de personas resultaron heridas, fue perpetrado por desconocidos, que lanzaron dos granadas en la Plaza Central de Morelia, cuando miles de personas celebraban el tradicional acto del Grito de la Independencia, conmemorativo del 198 aniversario de la Independencia de México.

Felipe de Borbón, en el discurso pronunciado en el almuerzo al terminar su visita a la capital de Michoacán, Morelia, (en el oeste de México) trasladó su afecto a las víctimas y a sus familias.

El heredero de la Corona española puntualizó que su condena por el acto criminal "es tan firme como su convicción de que México saldrá victorioso en su lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado", en la que siempre tendrán a su lado al pueblo español.

Calderón aseguró en su discurso que la visita de los Príncipes de Asturias a Michoacán, su tierra natal, "es verdaderamente un gesto de amistad, de solidaridad, de generosidad" y "una señal clara del respaldo y la fraternidad, que más allá de fronteras y de océanos, une, precisamente, a dos pueblos".

El mandatario mexicano recordó que el pasado fin de semana las autoridades detuvieron a tres presuntos autores materiales del atentado, y reiteró que su gobierno no descansará ni escatimará recursos hasta llevar ante la justicia a los responsables del ataque.

Los príncipes, acompañados por sus anfitriones, el mandatario mexicano y su esposa, Margarita Zavala, llegaron a mediodía de hoy (hora local) a la capital de Michoacán, donde recorrieron el centro de la ciudad, engalanada con banderas de España y México, hasta la catedral, junto con el gobernador del estado, Leonel Godoy.

El momento más emotivo del paseo a pie por el centro- vallado desde el atentado- para conocer los principales monumentos de la ciudad tuvo lugar en el Palacio Clavijero.

Don Felipe y Doña Letizia, en todo momento junto a Calderón y su esposa, estuvieron con 18 de los 456 españoles, conocidos como los "Niños de Morelia", que en 1937 llegaron a México para huir de la Guerra Civil española (1936-1939).

Don Felipe, en las palabras que pronunció en el almuerzo que ha tenido lugar en el antiguo convento de Santa María Magdalena en Cuitzeo, agradeció la iniciativa del entonces presidente mexicano, Lázaro Cárdenas, que acogió a esos niños, de los que hoy viven unos 90 y unos 50 regresaron a España.

Uno de ellos aseguró que el heredero de la Corona española y su esposa eran muy valientes por venir a Michoacán después del atentado.

También tuvo unas palabras de reconocimiento para los michoacanos de parte de la sociedad española por acoger a aquellos niños que entonces tenían entre seis y 12 años.

La visita a Morelia comenzó en el Conservatorio de las Rosas, ex convento de las madres dominicas que a mediados del siglo XVIII se convirtió en centro de instrucción para mujeres, donde los niños cantores de la ciudad ofrecieron un concierto a los príncipes y al presidente de México.

Don Felipe y Doña Letizia, que llegaron ayer a ciudad de México, fueron recibidos esta mañana con honores en una ceremonia en la residencia oficial de Los Pinos ofrecida por Calderón, minutos antes de viajar a Morelia, 300 kilómetros al oeste del distrito federal.

La visita de los príncipes a la capital de Michoacán se produjo dos semanas después de que por primera vez, desde la llegada de Calderón al poder, se cometiera un atentado terrorista por bandas organizadas y de que tres miembros de una de ellas, los "zetas", fueran detenidos y confesaran su participación en el atentado de atentado del 15 de septiembre en la plaza de Morelia.

Según fuentes diplomáticas, con esta visita de los príncipes a Michoacán el gobierno mexicano ha querido demostrar que se ha restablecido el orden, aunque las amenazas han continuado sobre todo porque mañana, martes, se celebrará el aniversario de la muerte de José María Morelos, uno de los caudillos de la independencia mexicana, en el que estará también Calderón.