Público
Público

La Feria de Arte de Madrid, donde se puede comprar un cuadro desde 500 euros a un Dalí de 4.800 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Feria de Arte Independiente de Madrid (FAIM), en su IX edición, ofrece la posibilidad de adquirir una obra de arte, pintura, escultura, dibujo... desde 500 euros, hasta un Dalí por 4.800 euros, o un Miró por 3.900, en lo que es una reunión de jóvenes artistas a los que se suma algún nombre consagrado.

Marta Lueje es la directora de la feria y su alma, ya que fue ella junto a un grupo de diez artistas los que decidieron pasar de exposiciones individuales de artistas que comienzan, a crear una Feria específica para ellos, donde expongan su obra "sin intermediario alguno, directamente al público", explica.

La evolución de FIAM no ha podido ser mejor, pues ha ido en aumento tanto el número de obras expuestas como el de visitantes o el montante de las ventas, aunque Lueje se niega a dar cifras, pues explica que "el precio lo pone cada artista, es un precio libre en el que no intervenimos".

Sin embargo, aparte de la venta en sí, el artista, que puede estar presente en cualquiera de las manifestaciones posibles -desde pintura, escultura, cerámica, vídeoarte, performance o instalaciones o graffitis- puede hacer contactos en la Feria de Arte Independiente que le permitan introducirse en los cauces habituales del mercado del arte.

"Al principio, las galerías nos veían con malos ojos; pero, poco a poco se han dado cuenta de que no somos sus enemigos sino sus aliados, ya que pueden venir aquí a disfrutar de un abanico de opciones entre las cuales ellos eligen si contratan a un artista o no", añade Marta Lueje.

Son más de 1.500 metros cuadrados los que ocupa la Feria, abierta desde hoy hasta el próximo lunes en el Palacio de Congresos de la Castellana, en los que exponen casi 200 artistas de los cinco continentes, un total de más de 2.000 obras.

Aunque los artistas provienen de muy distintos países, tanto europeos como latinos o asiáticos, predomina la presencia española, "algo lógico porque la Feria se celebra aquí", puntualiza Marta, quien explica que en esta edición cuentan con diez esculturas del prestigioso Víctor Ochoa, algunas instaladas en el jardín exterior y otras dentro.

"Ese es el mejor premio para un artista -añade Marta-, encarrilar su carrera con una galería y pasar a hacer exposiciones individuales. Aquí tiene la posibilidad de que esto ocurra, pues FAIM es básica para las galerías, es un magnífico escaparate".

Cada año, FIAM elige un país invitado, y si ya sucedió con Estados Unidos o con México, en la presente edición es China, país en plena eclosión artística, la que estará representada por una decena de artistas de distintas tendencias.

Aunque en España FIAM -la que podríamos llamar la hermana pequeña o independiente de ARCO-, fue la pionera en España en este tipo de ferias que ya existían en Estados Unidos, París, Londres o Italia. "Somos como ARCO, pero a otro nivel, más cercano y familiar", concluye Marta Lueje, quien sólo quiere añadir una cosa.

"Necesitamos ayuda. Institucional, de fundaciones públicas o privadas. Todas las ayudas son bienvenidas puesto que no se puede entender que en esta feria tengan que ser los propios artistas quienes se paguen el stand donde exponen, es algo que debían acoger otras formas de financiación", añade.

Mercedes Cerviño