Público
Público

Fernando Savater se embarca en un viaje de "Misterio, emoción y riesgo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Filósofo y escritor -recientemente galardonado con el Premio Planeta-, Fernando Savater publica ahora "Misterio, emoción y riesgo", una ferviente defensa de la imaginación a través de la recopilación y el análisis de libros y películas de aventuras que han marcado la vida del donostiarra.

"A los cuentos, ficciones literarias o cinematográficas, he dedicado mis horas más gozosas", recuerda Savater en este libro en el que Robert Louis Stevenson, Jack London o Julio Verne se dan la mano con Tolkien, Harry Potter e incluso con un súper héroe tradicional e "injustamente" denostado, Flash Gordon.

"Flash Gordon ejemplifica y resume el espíritu de esta obra: muy pocos se atreven a decir que les ha gustado la película por una cuestión de talibanismo estético", ha comentado el cineasta Álex de la Iglesia, amigo y admirador del filósofo desde la época universitaria del director.

Juntos han realizado un manifiesto por la fantasía con motivo de la presentación de "Misterio, emoción y riesgo". Una declaración de principios en la que De la Iglesia ha agradecido a Savater "defender lo indefendible en una época en la que a pesar de todo, decir que te gusta Harry Potter puede parecer snob".

El cineasta ha recordado las palabras de Savater "no existe decepción tan grande como el entusiasmo incomprendido" para ejemplificar la situación que viven hoy las obras "desvergonzadamente novelescas", aquellas en las que la imaginación pasea libremente por las páginas de los libros y los proyectores de las salas de cine.

"Actualmente está mal visto decir "entretenimiento" o "espectáculo", son conceptos despreciados por el público y la crítica, porque lo que hoy se considera bueno es lo que se identifica con el dolor, la tragedia, el drama", ha explicado De la Iglesia, que ha calificado la risa como "el ácido que permite afrontar la realidad".

Recuerda Savater en el prólogo de su libro una anécdota que ilustra a la perfección la propia comicidad del mundo real: un estudio realizado en el Reino Unido en el que se entregó a una muestra representativa de jóvenes un listado con nombres de personajes famosos.

Se les pedía, a continuación, que apuntasen si se trataba de personas ficticias o reales. ¿El resultado? Sherlock Holmes existió realmente, pero los días de Winston Churchill resultaron ser puramente novelescos.

"La comedia es lo más serio que hay, pero en los tiempos que vivimos la pedantería cinematográfica y literaria está muy vigente", ha subrayado De La Iglesia, para quien "ha sido muy curioso descubrir qué películas son las que atraen a Fernando".

"King Kong", "Simbad y la princesa", "Los Vikingos", "Viaje al centro de la tierra", "Tiburón" o "Parque Jurásico" son sólo algunos de los filmes "más queridos" que el filósofo ha compilado, junto a sus novelas predilectas, en este libro cuyas ilustraciones han corrido a cargo de Fernando Vicente.