Público
Público

El Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz acoge obras de nueve países

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz (sur de España), que con sus 25 ediciones se ha convertido en "un puente entre realidades", podrá en escena 34 espectáculos de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, México, Portugal y España

El director del Festival, José Bable, explicó hoy a EFE que el FIT, que se ha convertido en "un puente entre realidades", ofrece un "menú" con propuestas "para todos los gustos" y apuesta especialmente "por la integración" a través de las artes y por el diálogo entre las distintas disciplinas.

La XXV edición del FIT ofrecerá, además, un homenaje a la cantante y actriz Ana Belén, que recibirá "el aplauso de toda la familia teatral iberoamericana", agregó su director.

"El FIT no es un festival más", explicó Bable de esta cita, orgulloso de que a través de su historia se haya convertido en un "campo abonado" para la difusión de las catorce compañías españolas y las dieciocho iberoamericanas que participan en esta edición.

El festival dedicará este año buena parte de su programación a iniciativas de Ecuador, que participa con ocho espectáculos de siete compañías, como la Malayerba que trae "De un suave color blanco", mientras Argentina ofrecerá la nueva propuesta de El Trompo.

El certamen abrirá sus puertas con un montaje de "La Casa de Bernarda Alba" puesto en escena por ocho mujeres gitanas que viven en el Vacie, el poblado chabolista más antiguo de Europa, situado en Sevilla (sur de España).

El "laboratorio teatral" Territorio de Nuevos Tiempos (TNT) y la directora del montaje, Pepa Gamboa, han logrado llevar a estas mujeres, muchas de ellas analfabetas, a escenarios como el Teatro Español de Madrid, dentro de una propuesta enmarcada en el Año Europeo de la Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

El FIT cerrará sus puertas el día 30 y, con toda seguridad, habrá cumplido un año más con su objetivo, el de ser "una plataforma" de intercambio y "un espacio de reflexión" sobre el teatro y su mundo en clave iberoamericana, aseguró Bable.