Público
Público

Fidalgo intentará disolver en su III mandato las "familias y capos" en CCOO

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de CCOO, José María Fidalgo, intentará "disolver" en su tercer y último mandato la división en "familias y capos" que hay en el sindicato, porque las "bandas" son cosas de "adolescentes".

Fidalgo opta en el IX Congreso Confederal, que se celebrará en Madrid del 17 al 20 de diciembre, a la reelección en el cargo, por el que, hasta ahora, también compite el secretario de Acción Sindical, Ignacio Fernández Toxo.

En una entrevista concedida a EFE, Fidalgo dijo que, ante la crisis económica, está, "sin duda", más motivado que nunca para dirigir CCOO, porque "tengo una altísima responsabilidad de no perder la cara de la realidad".

De su gestión, destacó que CCOO ha crecido "mucho" en afiliados, recursos y, "de alguna manera, en potencial de poder".

"Ser el primer sindicato de un país en los últimos doce años y serlo además en incremento de afiliados y en número de delegados, no es para ponerse un diploma y andar presumiendo, si no que es una responsabilidad".

Por eso rechazó, como sostiene Toxo, que el sindicato esté alejado de la realidad de los trabajadores y las empresas ante la crisis.

Los resultados en afiliación y número de delegados "no indican eso", pero, ironizó, "igual lo sabe alguno que hace que no pisa una pequeña empresa desde hace seis o siete años. Lo habrá oído", concluyó.

Esa afirmación de no estar con los trabajadores de las pymes es una "absoluta falsedad" que no se "avala" con los resultados, reiteró Fidalgo.

El secretario general también echó en cara a Toxo el no haber presentado un proyecto alternativo para CCOO.

Fidalgo defendió que la gente del sindicato "sea libre y plural en sentido radical, no plural en el sentido de bandas, eso es de adolescentes".

"Cuando éramos chicos solíamos andar en pandilla" por si "nos atacaba la pandilla de otro barrio", pero ahora "ni somos pandilleros ni tenemos edad".

Sin embargo, explicó que, "paradójicamente", cuando anunció a la dirección del sindicato que presentaba su candidatura a la reelección "empezaron a surgir algunos jefes de pandilla que prefieren no disolverse y eso al sindicato le ha generado un problema que espero que el Congreso resuelva".

Además de Toxo, hay otras dos corrientes contrarias a Fidalgo, que son las que lideran Rodolfo Benito y los críticos de Agustín Moreno, ambos vocales en la Comisión Ejecutiva del sindicato.

Según Fidalgo, él propuso incluir en su equipo de dirección a "dos o tres personas muy caracterizadas por ser de otras corrientes", pero "en ese momento hubo gente que salió corriendo".

"No entiendo" como esta vía para evitar que se "reproduzcan viejas guerras" se repite, "esto a mí me resulta sospechoso", agregó.

Al respecto, aseguró que no hizo esa propuesta de integración para ganar el Congreso, ni para batir "el récord Guinnes", aunque recordó que la única vez que ha habido una lista única en CCOO "salimos a palos".

"Parece que algunos llevan en los genes proyectos de descomposición y, evidentemente, este sindicato no se va a descomponer como ha ocurrido en otras instancias, donde parece que los genes les provocan suicidios", afirmó.