Publicado: 03.05.2014 00:01 |Actualizado: 03.05.2014 00:01

El fiscal de Nueva York investiga la especulación en bolsa con superordenadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La oficina del Fiscal General de Nueva York ha iniciado una investigación sobre las operaciones en bolsa realizadas por grandes ordenadores ultrarrápidos (el llamado High Frequency Trading, o HFT) como parte de su investigación sobre las prácticas comerciales supuestamente desleales en Wall Street, según fuentes cercanas a la investigación. De momento, está recabando datos e información sobre los intercambios y las plataformas alternativas de negociación de las firmas que realizan estas operaciones.

La oficina del  fiscal general Eric Schneiderman va a enviar en los próximos días citaciones a las firmas que está investigando, bajo la sospecha de que sus operadores del mercado bursátil, gracias al HFT, reciben información antes que otros.

Otra fuente señaló que ya se han enviado cartas reclamando información a los principales bancos que operan en lo que se conoce como dark pools, o plataformas en las que las compraventas se llevan a cabo fuera de la vista del resto del mercado.

Entre los mayores operadores del mercado bursátil en EEUU figuran Intercontinental Exchange Group (la matriz de New York Stock Exchange, NYSE, la bolsa de Wall Stret), Nasdaq OMX Group (el mercado bursátil donde cotizan, principalmente, las empresas de tecnología), y BATS Global Markets. Las fuentes consultadas señalaron que NYSE ya está cooperando con la oficina de Schneiderman, mientras que BATS está en contacto con la Fiscalía. El presidente ejecutivo de Nasdaq, Robert Greifeld, por su parte, señaló recientemente que su compañía no tenido ninguna citación del fiscal general.

El paso dado por la Fiscalía General de Nueva York es el último realizado por las autoridades norteamericanas, que han puesto su lupa sobre las operaciones bursátiles a alta velocidad. El organismo regulador de la bolsa en EEUU (la SEC, según sus siglas en inglés), el regulador del mercado de futuros (la Commodity Futures Trading Commission) y hasta el FBI tiene abiertas líneas de investigación sobre las HFT.

Un operador en la bolsa de Wall Street. REUTERS

La polémica en torno a la utilización de superordenadores, que realizan las compraventas de acciones o de otros títulos a gran velocidad, ha vuelto a la primera línea tras la publicación del libro Flash Boys: A Wall Street Revolt, de  Michael Lewis, que se ha convertido en un verdadero best seller. Lewis asegura en su libro que las firmas que operan mediante HFT han manipulado el mercado de valores, al aprovechando las grandes velocidades que les permiten sus superordenadores, no disponibles para otros operadores del mercado. Esta polémica ha provocado que una de las mayores firmas de este sector, Virtu Financial , haya aplazado su salida a bolsa a la espera de que se calmen las aguas.

El fiscal Schneiderman lleva analizando desde hace alrededor de un año lo considera prácticas desleales de Wall Street, como los acuerdos de co-localización, esto es, cuando varias firmas sitúan sus ordenadores juntos en grandes centros de intercambio de datos para que la transmisión de la información sea más rápida que la de sus competidores. NYSE acaba de pagar una multa de 4,5 millones de dólares por vulnerar varias normas de regulación, entre ellas,  las prácticas de co-localización.

Por este asunto, la Fiscalía de Nueva York mandó hace dos semanas citaciones a una docena de firmas de HFT, entre las que figuran Tower Capital Research, Chopper Trading, y Jump Trading. En estos requerimientos se les pide que envíen amplia información sobre sobre su negocio (incluyendo sus estrategias y la tecnología que utilizan) y sobre las comunicaciones que tengan que ver sobre sus operaciones en el mercado (como correos electrónicos , escritos, notas, mensajes SMS y SMM, e incluso sus posts en redes sociales).