Público
Público

Fiscales salvadoreños declaran ante la Justicia española por el asesinato de los jesuitas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El viceministro de Justicia de El Salvador, Henry Campos, y el magistrado de la Corte Suprema Sidney Blanco, prestan hoy declaración en la Audiencia Nacional española en la causa que investiga el asesinato en 1989 de seis jesuitas en el país centroamericano.

Ambos fueron fiscales del caso en El Salvador, donde en 1991 fueron llevados a juicio nueve militares, aunque sólo fueron condenados el coronel Guillermo Benavides y el teniente Yussy Mendoza, quienes en marzo de 1993 quedaron en libertad tras la aprobación de la Asamblea Legislativa de una Ley de Amnistía.

En España, el magistrado Eloy Velasco admitió el pasado mes de enero la querella de la Asociación de Derechos Humanos española contra 14 militares salvadoreños por el asesinato de seis sacerdotes jesuitas hace veinte años en El Salvador.

Hasta la fecha, Velasco ha localizado a 12 de los 14 militares acusados, a quienes imputa los delitos de asesinatos terroristas y contra el derecho de gentes, en el marco de la causa abierta en la Audiencia Nacional tras el asesinato del español Ignacio Ellacuría, otros cinco jesuitas y dos empleadas en el campus de la Universidad Centroamericana (UCA).

En el caso de la comparecencia de los militares, fuentes jurídicas señalaron que si los imputados tuvieran problemas para trasladarse a España, el juez los interrogaría a través de videoconferencia.

El magistrado acordó no investigar al ex presidente de El Salvador Alfredo Cristiani, contra quien se dirigía también la querella.

Los hechos investigados ocurrieron el 16 de noviembre de 1989, cuando fuerzas del Ejército salvadoreño asesinaron al rector de la Universidad Centroamericana (UCA), el español Ignacio Ellacuría; los sacerdotes de la misma nacionalidad Amando López, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró, así como el salvadoreño Joaquín López y López.

Junto a los jesuitas murieron la cocinera Elba Julia Ramos y su hija Celina, de 16 años.

El pasado martes, Velasco escuchó el testimonio de la profesora de la Universidad estadounidense de Stanford Terry Karl, especialista en asuntos latinoamericanos, y el próximo lunes escuchará a la analista del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, Kate Doyle.