Público
Público

La Fiscalía rusa acusa a un ex funcionario chechén de complicidad en el asesinato de Anna Politkóvskaya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía rusa ha acusado al empresario y ex funcionario chechén Shamil Buráyev de complicidad en el asesinato de la periodista Anna Politkóvskaya, informó hoy su abogado, Piotr Kazakov.

"La Fiscalía acusa a mi defendido de implicación en el asesinato de Politkóvskaya en calidad de cómplice", señaló Kazajov, citado por las agencias rusas.

Según la Fiscalía, Buráyev habría pedido a otro implicado en el caso, "el coronel del Servicio Federal de Seguridad (FSB), Pavel Riaguzov, que le facilitara la dirección de Politkóskaya en Moscú".

"Seguidamente, esos datos habrían sido entregados a los hermanos Majmudov", otros dos chechenes detenidos en agosto pasado en conexión con el asesinato, dijo.

En cambio, el ex funcionario chechén insiste en que "no tiene nada que ver con la muerte de Politkóvskaya" y que "tiene intención de demostrar su inocencia y salvar su buen nombre".

Buráyev, actualmente empresario de la construcción y ex jefe de la administración del distrito de Achjói-Martán, sureste de Chechenia, fue detenido el pasado 12 de septiembre.

Su detención coincidió con el proceso penal abierto contra Riaguzov, acusado de revelar la dirección de Politkóvskaya a los asesinos que acabaron con su vida el 7 de octubre de 2006 en el portal de su casa en Moscú.

Al parecer, Riaguzov hizo varias llamadas telefónicas a Buráyev antes y después de acceder a la base de datos del FSB para recabar datos personales de la periodista.

Buráyev, considerado un funcionario prorruso, dimitió de su cargo en 2003 y se presentó ese mismo año a las elecciones presidenciales chechenas, aunque sólo obtuvo un 3,3 por ciento de los votos.

Politkósvkaya mencionó su nombre en varias ocasiones en sus numerosos artículos sobre Chechenia, aunque sólo uno de ellos estaba dedicado exclusivamente a su figura.

En ese artículo, el acusado era descrito como una víctima de las purgas desatadas por el clan del presidente Ahmed Kadírov, asesinado en 2004 por la guerrilla en un atentado con bomba, pero añadía que aquél acabó haciendo las paces con el líder chechén.

Buráyev fue condecorado con la Orden al Valor por el presidente ruso, Vladímir Putin.

La investigación del asesinato de Politkóvskaya ha sido duramente criticada después de que varios de los sospechosos detenidos fueran liberados, y de que el abogado de uno de los cinco chechenes arrestados en el marco del caso denunciara los malos tratos recibidos por su cliente durante el interrogatorio.

El bisemanario "Nóvaya Gazeta", donde Politkóvskaya trabajaba desde 1999, ha criticado la filtración permanente de los datos de la investigación con evidentes fines propagandísticos.

El asesinato de Politkóvskaya fue perpetrado cuando la periodista preparaba un artículo sobre las torturas sistemáticas en Chechenia, que fue publicado por sus compañeros cinco días después de su muerte.