Público
Público

El FMI empeora sus previsiones para la economía española, que caerá este año un 1,6%

El organismo asegura que el Gobierno tendrá que hacer más ajustes, pues "no realizarlos no es una opción", y cree que todavía hay "incertidumbres" sobre la situación de la banca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía española sufrirá una contracción de la actividad del 1,6% en 2013, aunque el próximo año volverá a la senda del crecimiento con una expansión del 0,7%, según reflejan los últimos pronósticos para España del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha empeorado sus previsiones del pasado mes de enero para ambos ejercicios. Entonces, calculaba que el PIB español se contraería este año un 1,5%, y que el próximo año crecería un 0,8%. Además, el organismo que dirige la francesa Christine Lagarde pronostica que la tasa de desempleo en España cerrará el presente ejercicio en el 27%, un nivel únicamente comparable al previsto para Grecia, para reducir medio punto el paro en 2014, hasta el 26,5%.

Los pronósticos oficiales del Ejecutivo español contemplan una caída del 0,5% del PIB en 2013, pero una expansión del 1,2% el próximo año, aunque el Gobierno ya ha adelantado que revisará este cuadro macroeconómicoel próximo 26 de abril. El ministro de Economía, Luis de Guindos, avanzó recientemente su previsión de que el PIB crecerá cerca del 1% en 2014.

Según el FMI, el ligero empeoramiento de las expectativas para la economía española se explica en el marco de un generalizado debilitamiento de la actividad en el conjunto de la eurozona, a pesar de la moderada mejoría de las condiciones financieras en la región, como consecuencia del contagio de la crisis desde la periferia al núcleo de la zona euro. De este modo, el FMI prevé que la economía del bloque del euro se contraiga un 0,3% este año, la mitad que en 2012, y vuelva a crecer a partir de 2014, cuando se expandirá un 1,1%, mientras que la tasa de desempleo en la región se mantendrá sin cambios en el 12,3% en ambos ejercicios.

El FMI cree que el Gobierno español tendrá que adoptar nuevos recortes para 2014, lo que se traducirá en un impacto negativo sobre la previsión de crecimiento de solo el 0,7% para el próximo año. 'Tendrá que haber ajustes. No realizarlos no es una opción', ha sentenciado el subdirector del Departamento de Investigación del FMI, Jorg Decressin. Pero esa nuevas medidas afectarán al PIB, por lo que el propio FMI considera que su previsión 'quizás pueda resultar demasiado alta ya que una vez que entren en vigor los ajustes, el crecimiento, de hecho, será menor'.

De este modo, el funcionario del FMI apuntó que el reto del Gobierno español es definir esta estrategia de consolidación, de manera que perjudique lo menos posible al crecimiento de la economía. A este respecto, Decressin instó a las autoridades españolas a proseguir con las reformas estructurales, destacando la importancia de la reforma del mercado laboral, y recomendó avanzar en la liberalización del sector servicios, así como a seguir con la reforma del sector financiero 'donde se han realizado buenos avances' y hay que asegurar el funcionamiento efectivo del banco malo para que contribuya al saneamiento de las entidades españolas.

A este respecto, los responsables del organismo internacional considera que la situación de los bancos españoles es todavía incierta, y cree que debería de concretarse la vigilancia de las instituciones por parte de un supervisor único europeo. 'Todavía hay incertidumbre sobre la verdadera situación de los bancos españoles', dijo hoyel economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, quien consideró 'esencial' que se concrete la vigilancia por parte de un supervisor único europeo.

Además, la institución dirigida por Christine Lagarde ha revisado a la baja su pronóstico de crecimiento de la economía global para el presente ejercicio, cuando el PIB mundial aumentará un 3,3%, dos décimas menos que en su anterior previsión, mientras que en 2014 la expansión será del 4%, en línea con sus anteriores estimaciones. Entre los factores destacados que explican este empeoramiento de las perspectivas aparte del debilitamiento europeo destaca la previsión de un menor crecimiento en EEUU, para el que el FMI augura un avance del 1,9% en 2013 y del 3% en 2014, lo que supone un recorte respecto a las previsiones de enero de dos y una décima, respectivamente.

Asimismo, el informe de Perspectivas económicas mundiales aprecia una menor pujanza en las principales economías emergentes, para las que augura un crecimiento del 5,3% en 2013 y del 5,7% en 2014, frente a sus anteriores previsiones de un crecimiento del 5,5% y del 5,8% respectivamente. En concreto, los nuevos pronósticos del FMI apuntan a que China crecerá un 8% este año y un 8,2% en 2014, lo que implica respecto a sus anteriores estimaciones una décima menos en 2013 y tres menos para el próximo año.

En el caso de la India, la previsión es de un crecimiento del 5,7% este año, dos décimas menos que en enero, y del 6,2% en 2014, una décima menos, mientras que Rusia crecerá un 3,4% en 2013, cuatro décimas menos de lo previsto anteriormente, y 3,8% en 2014, una décima menos.

Por su parte, el crecimiento de la economía de Brasil en 2013 ha sido revisado a la baja en medio punto porcentual respecto a la estimación de enero, hasta el 3%, que el próximo año llegará a ser del 4%, una décima más.