Público
Público

Un fondo de garantías para las maltratadas

Las feministas exigen ayudas en caso de impago de la pensión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las V Jornadas Feministas Estatales Treinta años después. Aquí y ahora se clausuraron ayer en Granada con una exigencia clara al Gobierno: la creación de un fondo de garantías para las víctimas de malos tratos que incluya, entre otras medidas, una ayuda subsidiaria en casos de impago continuado de la pensión alimenticia. 'Exigimos más recursos, pero para no despilfarrarlos', insistió la feminista María Antonia Caro en la mesa redonda Otras voces feministas contra la violencia de género.

El Ejecutivo ya aprobó este año un fondo por valor de cinco millones de euros para garantizar asistencia legal, social y psicológica a estas mujeres sobre todo, menores e inmigrantes, tal y como recoge la Ley Integral contra la Violencia de Género.

En su última sesión de trabajo, el colectivo feminista apostó por el fomento de proyectos de acción ciudadana (como el voluntariado de acompañamiento a las víctimas), no sólo por parte de las asociaciones de mujeres, sino desde colectivos vecinales e inmigrantes, y subvencionados por la Administración. Las mujeres pidieron, además, un aumento de campañas en lugares y servicios públicos comercios, restaurantes o taxis como 'colaboradores' contra la violencia machista.

Sobre la custodia compartida en estos casos, el colectivo Dones Juristes sostuvo que la normativa no protege totalmente a las mujeres ya que, en muchos casos, 'además de dejarlas sin casa (normalmente la vivienda familiar se vende y se reparte el cobro), ni siquiera reciben la pensión correspondiente y sus ex parejas incumplen la atención a los retoños del matrimonio'.

La asociación también cargó contra el mito de las denuncias falsas. Según el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), sólo una de 530 resoluciones analizadas puede considerarse como tal.

La reforma del aborto también fue debatida. Toñi Ortega, de Mujeres ante el Congreso, calificó la futura ley de 'insuficiente', porque incluye 'recortes en los derechos de la mujer y plantea una posición ideológica regresiva'. 'Es garantista para el feto, pero no para la mujer', aseveró.