Público
Público

El estado de forma de Kaká preocupa al Real Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Real Madrid podría estar sin Kaká, su mejor creador de juego, para la visita del Almería del sábado, pues el brasileño está intentando recuperarse de una molesta lesión en la ingle.

El contratiempo llega en un mal momento para el técnico Manuel Pellegrini, que pareció desplegar un mejor juego el domingo contra el Barcelona en el Camp Nou, a pesar de perder desafortunadamente por 1-0.

El Barça está ahora en cabeza, con cinco puntos de distancia respecto a sus perseguidores, después de extender su ventaja el miércoles con una victoria ante el Xerez, en un partido adelantado por el Mundial de Clubes.

El Madrid había mejorado la semana pasada con el regreso de Cristiano Ronaldo tras dos meses ausente por una lesión en el tobillo, pero ahora es Kaká quien sufre un inconveniente. El ex jugador del AC Milan ha estado entrenando al margen del grupo.

"Venía haciendo un grandísimo esfuerzo para jugar con algunas molestias. Ha tenido un problema en la ingle, lo que puede explicar sus inconsistentes actuaciones", dijo el director deportivo del Real Madrid, Miguel Pardeza, en Radio Marca.

"En mi época siempre se estaba cerca de necesitar una operación, pero ahora hay otro tipo de tratamientos que son mucho mejores, y estoy seguro que volverá con nosotros muy pronto".

Pellegrini podría dar descanso a Kaká con la vista puesta en el último partido de la primera fase de la Liga de Campeones de la próxima semana.

El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, también está haciendo malabares con su equipo, con la complicación añadida del próximo Mundial de Clubes que comienza en Abu Dabi la próxima semana.

ACTUACIÓN CUESTIONABLE

Los campeones se enfrentan a un duro viaje para jugar con el quinto clasificado, el Deportivo de La Coruña, el sábado tras otra actuación cuestionable fuera de casa contra el colista, el Xerez, el miércoles.

El brillante gol en el último minuto de Zlatan Ibrahimovic, que salió de suplente, hizo el marcador de 2-0 más decente y acabó con una racha de tres empates consecutivos fuera de casa.

Guardiola admitió que habían estado lejos de realizar una gran actuación aunque señaló que era entendible al ser inmediatamente después del clásico.

"Ha sido un partido peligrosísimo hasta el final", admitió.

"Empezamos a atascarnos, sin una buena circulación, y estuvimos demasiado lentos. Está claro que no hemos estado al nivel".

El Sevilla, tercer clasificado, jugará el sábado en casa contra el Real Valladolid mientras que el Valencia, cuarto, necesitará estar a su mejor nivel para llevarse el domingo los tres puntos del estadio San Mamés del Athletic de Bilbao.

El Atlético de Madrid salió de los puestos de descenso tras conseguir su segunda victoria de la temporada el pasado fin de semana, y tienen una buena oportunidad de ascender más arriba con el choque ante el colista Xerez el sábado.