Público
Público

Francia, Alemania y Reino Unido cargan contra Apple, Amazon y Google por la evasión de impuestos

Piden una legislación más estricta para impedir que este tipo de empresas evadan impuestos en un momento en que Europa se encuentra hundida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Reino Unido, Francia y Alemania pidieron una legislación más estricta para impedir que empresas como Google, Apple y Amazon evadan impuestos en una Europa hundida en la austeridad, aunque reconocieron que las compañías no han violado la ley. En una cumbre celebrada para debatir sobre política energética y tributaria, los tres países más importantes de la Unión Europea aprovecharon la oportunidad en sendas ruedas de prensa para lamentar el impacto que tiene la evasión de impuestos corporativos, tras la aparición de varios casos que implican a empresas estadounidenses.

El asunto ha generado tensión en Europa, donde muchos países están reduciendo el gasto público y despidiendo a trabajadores para poder disminuir los déficit y las deudas nacionales. El más reciente de los casos se produjo cuando un informe del Senado de Estados Unidos descubrió que Apple pagó apenas un 2 por ciento de impuestos sobre 74.000 millones de dólares (unos 57.400 millones de euros) de ganancias en el extranjero, en gran parte gracias a la explotación de una laguna en el código fiscal de Irlanda.

'No podemos aceptar que una cierta cantidad de empresas puedan ponerse en situaciones en las que evaden el pago de impuestos de maneras que son legales', declaró el presidente de Francia, François Hollande. 'Debemos coordinarnos a nivel europeo, armonizar nuestras normas y desplegar estrategias para detener esto', agregó. El primer ministro británico, David Cameron, quien ha colocado los impuestos en lo más alto del programa de la reunión del G-8 en Irlanda el mes próximo, fue igualmente claro respecto a la necesidad de dar pasos coordinados.

'Hay una posibilidad real de tener el tipo de acción internacional que necesitamos para solucionar este problema', dijo Cameron. 'No se puede hacer por uno mismo, hay que tener acciones internacionales, y por eso pienso que hoy se han logrado avances', continuó. El informe del Senado estadounidense sobre Apple, publicado el lunes, se da a conocer tras unas noticias que apuntan a que la unidad británica de Amazon pagó solo 3.700 millones de dólares en impuestos correspondientes a ventas de 6.500 millones en 2012. También hubo revelaciones similares sobre las operaciones de Google y Starbucks en Reino Unido.

Las autoridades estiman que los gobiernos de la UE pierden alrededor de un billón de euros al año por las artimañas para evitar pagar impuestos que usan las multinacionales y por la evasión fiscal por vías ilegales. La canciller alemana Angela Merkel, quien no hizo comentarios sobre el asunto antes de la cumbre, expresó su frustración por el hecho de que las leyes existentes no han sido suficientes para recaudar los impuestos de manera completa. 'Vamos a trabajar para asegurarnos de que las compañías tengan que pagar más donde están situadas', dijo Merkel a los periodistas, agregando que las nuevas normas afectarían más a las grandes empresas, aunque en muchos casos las firmas se están instalando por cuenta propia en jurisdicciones de baja o nula carga tributaria.

Responsables han quitado importancia a la posibilidad de que se den pasos inmediatos para acabar con vacíos legales o cualquier acción contra empresas, y sostienen que depende de los estados miembros elaborar la legislación necesaria y trabajar mediante foros internacionales como la OCDE, el G-8 y el G-20 para hacer progresos. 'Los intentos sin coordinar por parte de países individuales o bloques de países para afrontar este asunto podrían de hecho crear más vacíos fiscales, o tener consecuencias negativas sobre las empresas que no hagan una planificación fiscal enérgica', afirmó Ben Jones, un experto fiscal en el bufete Eversheds.

El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, no se ha disculpado este martes porque la compañía haya ahorrado miles de millones de dólares en impuestos en Estados Unidos a través de filiales irlandesas, y ha dicho a los legisladores que su compañía apoya la reforma del impuesto de sociedades, a pesar de que puede terminar pagando más. El Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado ha descubierto que Apple sólo en 2012 evitó el pago de 9.000 millones de dólares (6.964 millones de euros) en impuestos en Estados Unidos, una estrategia que involucra a tres unidades offshore, de impuesto perceptible o de 'residencia'.

Cook, en su primera declaración ante el Congreso desde que se convirtió en CEO de Apple en 2011, ha dicho que su empresa es un contribuyente importante, entregando de casi 6.000 millones de dólares (4.643 millones de euros) en efectivo al gobierno de los EE.UU. en 2012. 'Esperamos pagar aún más este año', ha dicho Cook. 'Nosotros pagamos todos los impuestos que debemos'. Pero el presidente de la subcomisión y un veterano detective fiscal, el senador Carl Levin, ha dicho que Apple había buscado 'el Santo Grial de la evasión fiscal', creando una unidad en Irlanda con la que no pagar impuestos sobre la renta a cualquier autoridad fiscal nacional en los últimos cinco años.

Levin dijo que Apple utiliza Irlanda como base para una red de explotación en alta mar y negoció un acuerdo con el Gobierno irlandés para una imposición fiscal del menos de 2 por ciento. La máxima tarifa de impuesto de sociedades en EE.UU. es el 35 por ciento, una de las más altas del mundo. Cook ha dicho que Apple no depende de trucos fiscales. 'No utilizamos la propiedad intelectual para vender nuestros productos de nuevos a los Estados Unidos para evitar impuestos. No escondemos el dinero en ninguna isla caribeña', ha afirmado.

En Irlanda, donde los bajos impuestos corporativos han sido un instrumento de desarrollo económico durante muchos años, el gobierno ha dicho que no había hecho un trato fiscal especial con Apple. Si la tasa de impuestos de Apple era demasiado baja, la culpa era de los otros países, según ha comentado el viceprimer ministro, Eamon Gilmore, a la emisora nacional RTE este martes. El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha dicho que el presidente Barack Obama 'cree que es inexplicable que el código de impuestos en realidad esté escrito de una manera que premie a las empresas para la toma de puestos de trabajo y beneficios en alta mar'.