Público
Público

Funcionarios españoles viajan mañana a Barinas por el caso del empresario asesinado

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Representantes de la embajada y del consulado españoles en Caracas viajarán mañana a Barinas para prestar apoyo a los familiares del empresario canario Juan Eugenio Martín Rodríguez, asesinado en este estado del oeste de Venezuela.

Así lo indicaron a Efe fuentes de la sede diplomática española quienes precisaron que se ha mantenido un estrecho contacto con los familiares desde el momento en que se supo del secuestro de Martín Rodríguez, ocurrido el pasado lunes.

Esas fuentes confirmaron que el cuerpo del empresario apareció el miércoles calcinado y agregaron que, según la policía venezolana, algunos grupos de secuestradores cometen esos crímenes para evitar que se pueda identificar a la víctima.

La policía de Barinas, a unos 600 kilómetros al suroeste de Caracas, investiga el asesinato del comerciante, cuyo cuerpo fue hallado después de que su familia pagara un rescate.

En declaraciones a medios locales en Barinas la inspectora de la policía judicial Magaly Bracho dijo que pese a que el cuerpo de la víctima fue quemado uno de sus hijos lo identificó como el de Martín Rodríguez.

"Uno de sus hijos reconoció que se trata del cuerpo de Juan Martín, pero nosotros tenemos que practicar otros estudios a fin de determinar si es así", señaló al diario "La Prensa".

El jefe de la policía de Barinas, Janny Carlino Colmenares, dijo al mismo periódico que el desenlace de este crimen y el estado en el que fue hallado el cadáver del empresario, brutalmente asesinado, obligan a tener en cuenta otros móviles, además del secuestro, pero no ofreció detalles al respecto.

Según las fuentes locales, Martín regentaba el comercio "Servifrenos El Jardín", del sector del automóvil.

Otro periódico local, "Diario De Frente", reseña en su edición de hoy que el cuerpo fue descubierto por vecinos del barrio "Los Indios" de Barinas, quienes avisaron a la policía.

Según los medios locales, Martín y su guardaespaldas, liberado posteriormente, fueron obligados el lunes por sus secuestradores a entrar en el vehículo del comerciante, que más tarde apareció quemado en el cercano municipio de Obispos.

Según esas fuentes, los familiares de Juan Eugenio Martín pagaron 300.000 bolívares (unos 100.000 euros) por su liberación.