Público
Público

El Gadafi gamberro invade España

Sevilla acoge el rodaje de la nueva comedia de Sacha Baron Cohen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Peligro, que viene el coco. Sacha Baron Cohen, el gamberro e imprevisible cómico británico protagonista del falso y polémico documental Borat, llegará este fin de semana a Sevilla. Objetivo: comenzar a inicios de la próxima el rodaje en la capital andaluza de su nueva comedia, Finchley Dreams (el título en español aún está por confirmar, aunque se baraja El dictador, lo que concordaría con la foto promocional con el actor caracterizado a lo tirano). De la película se conocen pocos detalles, pero todo apunta a que será una nueva muestra del humor corrosivo y sin contemplaciones de Baron Cohen, que saltó a la fama en 2006 con Borat, una película protagonizada por el actor en la piel de un reportero kazajo tan impresentable que llegó a provocar una queja del Gobierno de Kazajistán.

Después de haber sido escenario del rodaje de Star Wars II: El ataque de los clones, la Plaza de España se prepara de nuevo para servir como telón de fondo cinematográfico. La plaza se vestirá con cúpulas doradas, vistosos retratos de lo que parece un tirano y una gran cancela para representar la residencia del protagonista de la producción de Paramount Pictures, que estará dirigida por Larry Charles, también director de Borat y Bruno, ambas con Baron Cohen.

El actor, famoso por el falso documental 'Borat', es ahora un tirano en 'Finchley Dreams'

¿Por qué Sevilla? Ni el director ni el protagonista de la cinta han estado nunca en la ciudad. Larry Charles buscaba un 'sitio que le diera un recuerdo árabe y moro', alguien del equipo de grabación recomendó la capital andaluza y Charles 'vio que tenía sentido rodar allí', explican a Público desde Paramount Pictures.

El rodaje en Sevilla se desarrollará en tres jornadas y en sólo dos localizaciones: la Plaza de España y el aeropuerto de San Pablo, donde el actor rodará una escena acompañado de un séquito de quince guardianas vírgenes, en lo que supone una más que clarísima alusión al (casi) derrocado Gadafi. Desde Sevilla, el equipo se dirigirá a Fuerteventura, donde rodarán hasta el día 9, fecha en la que concluirá el rodaje. La cinta cuenta también con localizaciones en Marruecos y Estados Unidos.

Sobre el argumento, poco se sabe. Desde la propia productora sólo adelantan una pincelada: 'Es una comedia satírica que no seguirá el ritmo documental Borat'. Es decir: será una ficción pura y dura, presentada como tal. El filme está inspirado en la novela Zabibah and the king, cuya autoría se ha atribuido al ex presidente de Irak, Sadam Husein, aunque se publicó bajo anonimato en 2000. En Finchley Dreams, Baron Cohen interpreta a un dictador que hará cuanto pueda para evitar que la democracia traspase las fronteras de su país. No se puede decir que el tema no esté de actualidad. Lo acompañan la sex symbol Megan Fox, el oscarizado Ben Kingsley y Anna Faris, de Scary Movie.

El director, Larry Charles, escogió Sevilla tras buscar 'un sitio que le diera un aire moro'

Las estrellas no estarán solas. Paramount organizó junto a Vanity Enterntainment dos castings en los que buscaron 'soldados y altos cargos de un ejército que parezcan árabes, chicas guapas y atléticas entre 19 y 25 años para ser guardianas vírgenes del dictador, gente que parezca italiana para varias escenas en las que intervendrá un mandatario al estilo de Berlusconi, un grupo de periodista y gente de la calle en general', según la nota de Vanity. En total, 1.500 figurantes que, tras superar la prueba, tendrán como recompensa un instante de fama en la gran pantalla, el alta en la seguridad social y 50 euros por cada día de rodaje. El estreno (mundial) está previsto el 11 de mayo de 2012.