Público
Público

García de Cortázar integra el cómic en su "Historia ilustrada de España"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La leyenda de El Cid, el descubrimiento y la independencia de América y los orígenes de la Inquisición se reflejan en viñetas con la "Historia ilustrada de España" de Fernando García de Cortázar, que se apoya en el cómic para "responder a las preguntas que se hace un ciudadano del presente".

Entremezclados en el relato central de García De Cortázar, cuatro capítulos en formato cómic se integran en este volumen que responde al empeño del Premio Nacional de Historia 2008 por hacer la historia accesible a todo el mundo y que completan la obra que viajó de 1808 al siglo XXI y que en este segundo tomo abarca desde la Antigüedad al siglo XVIII.

Un paseo por las Ramblas de Barcelona, una fiesta de disfraces o una tarde en el parque del Retiro sirven como excusa al propio García de Cortázar, dibujado por Jesús Redondo, para viajar al año 1492, a los orígenes de la Inquisición y para contar a unos jóvenes la expulsión de los jesuitas de 1767 o quién fue El Cid Campeador.

Con esta obra el autor reivindica un modo de contar la historia que "deleite" a los ciudadanos con las posibilidades de un medio tan atractivo como el cómic y que preste atención a "los nuevos soportes y al desarrollo de las técnicas audiovisuales".

"La historia ha dado la espalda a esta sensibilidad y los historiadores tenemos que cambiar la forma memorística en la que contamos las cosas, hacer un reciclaje continuo en nuevos soportes, porque si no la historia la estamos haciendo mal", asegura García de Cortázar en una entrevista con Efe.

Y es que el bilbaíno, que cuenta con más de cincuenta títulos publicados, es coautor de varios libros ilustrados, como "Pequeña historia del mundo" o "Pequeña historia de España", con los que ha pretendido "atrapar" a un público infantil e "innovar" para que la disciplina "salte los muros de la docencia".

El desembarco de los fenicios en las costas de la península, la conquista de los romanos, las invasiones bárbaras y el influjo musulmán en tiempos del Al Andalus componen el inicio de este relato, documentado con imágenes de esculturas, grabados, pinturas o mapas que contextualizan las palabras del autor, convencido de que "la poesía debe embellecer el relato".

García de Cortázar asegura que este "es un libro de familia" que tiene un "sentido integrador" y que pretende "destacar lo diverso sin olvidar lo que toda España tiene en común".

Esta "Historia ilustrada de España", publicada por Medialive, se cierra con la Guerra de Sucesión y con algunos emblemáticos retratos de Francisco de Goya, de Manuel Godoy o Carlos IV, que siguen al capítulo gráfico sobre la expulsión de los jesuitas por el Rey Carlos III, que el autor ha querido destacar porque es "un exilio desconocido".

Director de la Fundación Dos de Mayo, catedrático de Historia Contemporánea de la universidad de Deusto y colaborador en varios medios de comunicación, García de Cortázar considera que "la historia está triunfando en España" porque despierta mucho interés entre los ciudadanos, ya que, en su opinión, "para bien o para mal, se entremezcla y manipula desde la política".

Al margen de posibles lecturas políticas, la historia enseña "a relativizar, a luchar contra los absolutos y a cuidar y defender la libertad", según el autor.

"Pero dada la manipulación de la historia, el pasado es impredecible", sostiene. "Estamos más preocupados por el pasado que por el futuro y, a veces, ese historicismo, esa obsesión identitaria que se busca torpemente, entorpece el futuro", concluye, en concordancia con la máxima que abre el libro: "Para entender lo que nos está pasando".