Público
Público

Garrido califica 2010 de "muy bueno" y es ambicioso ante el resto de temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Carlos Garrido, entrenador del Villarreal, repasó para EFE su primer año al frente del Villarreal, que ha calificado de "muy bueno", además de mostrarse "muy ambicioso" para 2011 en la segunda mitad de la temporada.

Garrido cumple ya once meses al frente del equipo, tras llegar en enero, y reconoció que está "feliz y contento por como han ido las cosas", en un año que, a su juicio, ha sido " muy bueno" tras cumplir sus objetivos.

Además, el mismo Garrido aseguró que tras un buen año, las aspiraciones para el próximo son "muy ambiciosas", ya que tiene como idea principal "mantener el nivel y luchar por un título".

En el resumen de este año, el entrenador valenciano quiso dividir 2010 en dos partes, una primera que abarca la recta final de temporada anterior y que "sirvió para seguir creciendo y salir reforzados poco a poco tras un inicio complicado" pero que permitió llegar a la Liga Europa.

La segunda parte la centra en el tramo de la actual temporada que se lleva disputada, en la que la situación es "más positiva incluso", según el técnico del Villarreal.

"La verdad es que en esta campaña las cosas van muy bien. Es un inicio muy bueno y estamos bien clasificados. A ello se suma que el equipo está realizando un buen juego y hay mucha identificación por parte de los aficionados con lo que estamos haciendo. Por ello estamos muy contentos", dijo.

Para Garrido, la principal característica que hace que el Villarreal se muestre tan competitivo es "la ambición", un aspecto que considera "vital" en el fútbol de elite y asegura que "este equipo la tiene". "Tenemos mucha ambición y esa era una de las características que yo quería que tuviera este equipo", añadió.

También destacó el carácter y la filosofía del equipo. "Es cierto que es muy importante lograr buenos resultados, pero para nosotros es también clave como lo haces y esta temporada el equipo está recuperando su identidad y ese juego que la gente sabe que este equipo puede hacer", subrayó el técnico.

Respecto a su peor y mejor momento al frente del equipo, Garrido señaló que "las derrotas del principio" fueron los momentos más difíciles, aunque no cree que "ninguno de ellos llegara a ser dramático", mientras que la actual situación del equipo cree que es "lo más positivo".

"El equipo está dando un gran nivel, está jugando bien y se muestra con opciones de poder ser ambicioso. Este inicio de temporada esta siendo muy bueno", confirmó Garrido.

Del futuro y los objetivos del Villarreal, el entrenador valenciano se mostró ambicioso en las tres competiciones que debe afrontar durante la primera mitad de 2011.

"En cuanto a la liga, no podemos negar que nuestro objetivo es el de lograr la clasificación a la Liga de Campeones. Cuando empezó la temporada éramos más cautos, pero tras estas jornadas y estar ahí arriba luchando, hemos demostrado que podemos luchar por esa plaza", indicó.

Igualmente, Garrido trasladó esta ambición a la Copa del Rey y la Liga Europa. "Podría decir que quiero que lleguemos los más lejos posible, pero lo que quiero y queremos de verdad es ganar esas competiciones. Si después no lo hacemos, será por que hay equipos mejores. Sabemos que es complicado, pero la ilusión de ganar no nos la quita nadie", argumentó.

En el capítulo personal, Garrido reconoció que este año que acaba es "muy bueno" después de haber tenido "la fortuna" de poder entrenar en Primera División gracias a su trabajo con el equipo filial, al que ascendió de Segunda División B a Segunda en 2009.

Otra de las alegrías de Garrido en 2010 ha sido su renovación de contrato con el Villarreal por las tres próximas temporadas, una confianza del club hacia su persona que le hace estar "muy satisfecho", ya que cree que además respalda y consolidada un proyecto.