Público
Público

Garzón da "esperanza" al caso de los "niños robados", según una asociación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica aplaude la "acertada" decisión del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que, al enviar a varios juzgados todos los datos aportados sobre los llamados "niños perdidos del franquismo" en la causa que investiga las desapariciones durante esa época, aporta "esperanza" a un colectivo "muy grande".

En declaraciones a EFE, el portavoz de esta entidad englobada en la Fundació Societat i Progrés, Matías Alonso, ha manifestado que Garzón, con esta iniciativa, "se adelanta a los acontecimientos y envía los datos al Juzgado que considera que es el competente por demarcación".

En un auto fechado el pasado 26 de diciembre y comunicado hace unos días a las asociaciones personadas en la causa, como es el caso de la de Alonso, el magistrado materializa su inhibición en favor de los juzgados territoriales en los que se encuentran las fosas, después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional le declarara no competente para instruir este procedimiento.

Así, Garzón ha remitido la causa a los juzgados provinciales de La Coruña, Asturias, Badajoz, Burgos, Castellón, Córdoba, Granada, Huelva, Huesca, León, Lugo, Madrid, Navarra, Palencia, Pontevedra, Salamanca, Soria, Toledo, Zamora, Zaragoza, además de los de Alicante y Valencia, Manacor y Palma de Mallorca y Cáceres.

Para el portavoz del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica, "mientras otros miran a otro lado, Garzón es la esperanza para un colectivo muy grande que reclama desde hace tiempo que no se olviden determinados hechos y que se haga justicia".

El caso de los "niños perdidos" -"robados", según Alonso- en la etapa franquista es más "sangrante", ya que fueron "víctimas especiales" del momento, "no sólo por su edad sino también porque no entendían lo que pasaba y crecieron analfabetos políticamente hablando".

Asimismo, considera que la decisión de Garzón afecta a un asunto "de plena actualidad y candente" porque, por la edad de los niños a los que refiere, "algunos de ellos, de las decenas de miles que fueron robados por la dictadura en todo el país, podrían estar vivos".

En este sentido, asegura conocer "personalmente" el caso de un ex guerrillero, cuyo hermano, también miliciano, fue fusilado y, después, "secuestraron" a su hija, que estaba internada junto a un hermano en un colegio de Orihuela.

"Un día la niña desapareció y no se supo de ella hasta que la localizaron, muchos años después, en casa de una señora adinerada de Madrid que era afín al Régimen", según Alonso, quien pone este episodio como "ejemplo de lo que pasó en otras familias no afines".

A su juicio, Garzón no ha sido el "precursor del movimiento" generado en España "para sacar a la luz los horrores del franquismo", iniciativa que atribuye a las diferentes asociaciones de recuperación de la Memoria Histórica, "pero se ha hecho eco de sus reivindicaciones", por lo que le éstas le están "agradecidas".