Público
Público

Gasol, apoyo importante para su equipo contra los Kings

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El partido entre Los Angeles Lakers y los Kings de Sacramento destacó por su falta de ritmo, aunque la victoria se la llevaron los angelinos por 118-108 el domingo.

En el primer cuarto, destacó Kobe Bryant, de los Lakers, que marcó 24 puntos y jugó con determinación, y en el segundo Gasol, que se hizo con 16 puntos cuando lo de Sacramento empezaban a ganar terreno. Por parte de los Kings, los más destacables fueron el escolta John Salmons, con otros 24 tantos, y el base Bobby Brown, con 21 y siete asistencias.

Mientras, los Boston Celtics, campeones de la NBA, ganaron el domingo a los Toronto Raptors por 118-103, en la que es su quinta victoria consecutiva.

Siete jugadores de los Celtics marcaron más de diez puntos, liderados por Ray Allen, que anotó 21, dando a los líderes de la Conferencia Este su decimotercera victoria en quince partidos.

Toronto, el peor equipo de la división atlántica, cayó a una proporción de 6-7.

"Esta noche ha sido de esos momentos extraños", dijo Allen a los periodistas. "Tomamos las riendas al principio y nos aseguramos algunas jugadas", añadió.

Kevin Garnett, Rajon Rondo y Tony Allen marcaron cada uno 15 puntos para los Celtics. Kendrik Perkins sumó otros 12 y Paul Pierce y Eddie House marcaron 11 cada uno.

"En los cuatro cuartos tuvimos una buena actuación en ambos lados de la cancha", dijo Ray Allen. "El ritmo de Rondo fue bueno y nos facilitó las jugadas", añadió.

El entrenador de los Celtics, Doc Rivers, dijo que la velocidad de Rondo había sido un factor importante.

Chris Bosh anotó 24 puntos para los Raptors, que han perdido 7 de los últimos 10 partidos que han jugado, mientras que el español José Manuel Calderón marcó 14 puntos

"Sólo ha sido un mal partido", dijo el entrenador de los Raptors, Sam Mitchell. "Lo han hecho bien, han empezado de una manera muy agresiva y nos han dado fuerte", añadió.

Los Raptors no contaron con el alero Jermaine O´Neal durante gran parte del partido. El jugador, operado el viernes de la rodilla izquierda, dejó la cancha en el segundo cuarto y ya no volvió.

"No tenía estabilidad", explicó O´Neal a los periodistas. "Fue una vuelta difícil apenas 48 después (..) Me dijeron que estaba mejor pero no estaba lo suficientemente bien para jugar el partido de esta noche", añadió.