Público
Público

El general acusado en el caso Yak 42 habla de errores en cadena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Nacional inició el martes el juicio oral contra tres mandos militares acusados de la errónea identificación de parte de los militares fallecidos en el accidente del Yakolev 42, ocurrido en Turquía en 2003.

El principal encausado, el general de Sanidad Vicente Navarro, dijo en su testimonio que desconocía qué pudo haber llevado a la incorrecta identificación de 30 de los 62 fallecidos el 26 de mayo de 2003 en un accidente de aviación en Trebisonda, pero se refirió a los cambios de ubicación de los cadáveres y a las dificultades de comunicación con las autoridades turcas.

"Yo llevo seis años preguntándomelo (qué fue lo qué pasó) y no me lo explico (..) posibilidad por la parte mía personal (..) me pueden haber bailado números, puede ser, y posibilidad por parte turca, evidentemente ha habido muchísimas manipulaciones, cambios de saco, cambios de número, de embalajes, ahí debe estar la concatenación", dijo Navarro en su relato de los hechos.

Por la tarde intervinieron los otros dos procesados, el comandante médico José Ramírez y el capitán médico Miguel Sáez, por presuntos delitos de falsificación documental, cargos por los que la Fiscalía pide penas de cinco años de cárcel para Navarro y entre cuatro años y medio para sus subordinados.

Al preguntarle el fiscal si no era sorprendente que apareciera una lista "con todos identificados, con nombres y apellidos, con estas circunstancias", Ramírez respondió: "Pues no. A nosotros bajó el general y nos dijo: 'Ya están identificados, aquí está la lista de identificación, volvemos a casa'".

La Fiscalía, que pide también una multa y la inhabilitación temporal de los acusados, les reclama indemnizaciones de 25.000 euros para cada familia de los fallecidos mal identificados, cantidad que habría de abonar el Estado como responsable civil subsidiario.

En el accidente del Yakolev 42, alquilado a una compañía ucraniana para transportar tropas españolas que regresaban a España tras una misión humanitaria en Afganistán, fallecieron 62 militares españoles y 13 tripulantes ucranianos.

"La mentira no tiene límites para este hombre (Navarro), ha empezado un discurso en el que ha hablado de sangre y de una situación caótica, se hace el despistado, eso para nosotros es increíble, es superdoloroso", dijo el presidente de la Asociación de Víctimas del Yak- 42, Miguel Ángel Sencianes, en declaraciones a la Cadena Ser.

La asociación mostró su descontento por que el tribunal, presidido por el juez Javier Gómez Bermúdez, volviera a rechazar la petición de las familias de que se llame a declarar al ex presidente José María Aznar y a los ex ministros de Defensa Federico Trillo y José Bono.

"Seguimos teniendo la esperanza de que comparezca (Trillo) en calidad de testigo, alguien tiene que decidir cómo se dirigió esto", añadió Sencianes sobre el que entonces era titular de Defensa.