Público
Público

La Generalitat y el Gobierno multiplican sus contactos en un clima de colaboración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Generalitat de Cataluña y el Gobierno español están intensificando sus contactos bilaterales aprovechando el clima de colaboración que se ha instalado entre ambas instituciones en las últimas semanas, y prueba de ello es que mañana hasta tres consellers se verán con sus homólogos estatales.

En el horizonte de todos estos contactos está el primer encuentro entre el presidente catalán, Artur Mas, y Mariano Rajoy, el 1 de febrero en el Palacio de la Moncloa, según han señalado a Efe fuentes del ejecutivo de la Generalitat.

Pese a que CiU votó en contra de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, desde entonces se han sucedido gestos de aproximación entre la federación nacionalista y el PP.

Hace más de una semana fue CiU la que votó en el Congreso a favor de la convalidación del primer paquete de medidas de ajuste económico del Gobierno español para corregir el déficit público, mientras que el pasado miércoles el PP sumó sus votos a los de CiU para rechazar las enmiendas a la totalidad a los presupuestos de la Generalitat.

Si el pasado martes fue el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, quien se reunió en privado en Madrid con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en los próximos días serán otros consellers del gobierno catalán los que se entrevistarán con los ministros de su ramo, con el objetivo de que la práctica totalidad del Govern haya puesto al día la agenda política con los nuevos ministros.

Mañana, el conseller de Interior, Felip Puig, se reunirá por la tarde en Madrid con el ministro del ramo, el también catalán Jorge Fernández Díaz, al tiempo que el conseller de Bienestar y Familia, Josep Lluís Cleries, y el titular de Salud, Boi Ruiz, se reunirán por separado con la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, en sus primeras tomas de contacto.

Fuentes del Govern han avanzado a Efe que aunque no hay un orden del día en la bilateral entre Puig y Fernández Díaz, se da por seguro que se abordará la reforma del Código Penal para endurecer la lucha contra la multirreincidencia, una cuestión en la que el conseller y el ministro tienen importantes coincidencias.

Asimismo, se prevé que aborden el problema de la prostitución en las carreteras y la necesidad de convocar próximamente la Junta de Seguridad de Cataluña, que hace tres años que no se reúne debido a las tensiones políticas del último tramo del Gobierno del PSOE.

Por su parte, el conseller de Bienestar, Josep Lluís Cleries, abordará mañana con la ministra Mato los pagos pendientes a la Generalitat de la Ley de la Dependencia, según han explicado a Efe fuentes del departamento catalán.

Al igual que Cleries, el conseller de Salud, Boi Ruiz, tendrá una primera toma de contacto con la ministra para analizar la situación del sistema sanitario y las fórmulas de financiación del mismo.

El resto de consellers no tienen todavía fechas concretas, pero están trabajando para concertar reuniones a corto plazo con sus homólogos en el Gobierno.

Hay que recordar que la conseller de Justicia, Pilar Fernández Bozal, fue la primera en verse con su ministro de referencia, Alberto Ruiz Gallardón, lo que sucedió el pasado 11 de enero.

En el caso de la consellera de Enseñanza, Irene Rigau está a la espera de si hay una reunión de consejeros autonómicos la semana que viene, mientras que el conseller de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, ya ha hablado por teléfono con hasta cuatro ministros, los de Economía, Industria, Trabajo y Sanidad-Consumo, según las fuentes consultadas.

En el horizonte de todos estos contactos está la primera reunión entre el presidente catalán, Artur Mas, y el jefe del ejecutivo español, Mariano Rajoy, que se celebrará el próximo 1 de febrero en el Palacio de la Moncloa.

El propio portavoz de CiU en el Congreso y representante de la Generalitat en la Comisión Bilateral con el Estado, Josep Antoni Duran Lleida, ha reconocido recientemente que mantiene un diálogo "fluido y positivo" con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.