Público
Público

El Gobierno abre la mano a las autonomías con más déficit

El Ejecutivo permite a Catalunya, Castilla-La Mancha y Murcia refinanciar su deuda pero sin incrementarla. El resto de las autonomías podrán endeudarse hasta un límite del 1,3% de su PIB

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno ha abierto la mano para que las autonomías que no han cumplido con sus objetivos de déficit en 2010 (Catalunya, Castilla-La Mancha y Murcia) puedan hacer frente a sus vencimientos de deuda. De modo excepcional, levanta a estas comunidades la restricción para emitir nuevos títulos, pero sólo para atender a la refinanciación de la deuda que les va venciendo. El resto de las autonomías pueden endeudarse, hasta un límite del 1,3% de su PIB (el objetivo de déficit autonómico para 2011, independientemente de su destino; esto es, puede ser tanto deuda nueva, para atender los desfases presupuestarios que se vayan produciendo en el año, como deuda para refinanciar la que venza.

Las tres autonomías que han desbordado el objetivo de déficit tienen que presentar planes de saneamiento, en los que explicarán como van a ajustar sus cuentas para limitar sus números rojos. Esos planes tienen que ser aprobados por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), el foro en el que Gobierno y autonomías tratan los asuntos económicos, que tiene previsto celebrar una reunión dentro de este primer trimestre del año.

El resto de las autonomías podrán endeudarse hasta un 1,3% de su PIB


Si Catalunya, Castilla-La Mancha y Murcia obtienen el visto bueno del CPFF a sus respectivos planes, ya podrán emitir deuda como el resto de las comunidades, teniendo igualmente ese límite del 1,3% (la que hayan podido lanzar para refinanciar contará dentro de ese límite).

El año pasado, las emisiones de deuda de las comunidades autónomas no podían superar el 2,4% de su PIB (ese era el objetivo de déficit, que han superado las tres autonomías mencionadas). Las emisiones se fueron autorizando en tres tramos, para ir controlando que su ejecución presupuestaria se moviera dentro de los límites marcados.

Los ayuntamientos se rigen por otras normas. Además, en el caso de Madrid, su deuda depende de que cumpla con el plan de saneamiento pactado con el Ministerio de Economía. El departamento de Salgado opina que no se está cumpliendo y por ello limita su endeudamiento.