Público
Público

El Gobierno aplaza la decisión sobre la ubicación del ATC

La líder del PP catalán exige que el cementerio nuclear se ubique en Ascó y no en Zarra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La decisión sobre la ubicación del Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares (ATC) no es una prioridad para el Gobierno, al menos de momento. El asunto no formó parte del orden del día de la reunión del Consejo de Ministros de ayer, y puede que tampoco esté entre los asuntos que tratará el Ejecutivo en su reunión del próximo viernes, según indicó ayer la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega.

'Adoptaremos la decisión que corresponda teniendo en cuenta todos los elementos que son fundamentales para una decisión de esta naturaleza', insistió De la Vega tras el Consejo. Fuentes del Gobierno especificaron que todavía no se han estudiado los resultados del informe adicional encargado la semana pasada y que, en todo caso, se complementará con el elaborado por el Ministerio de Industria, que situaba a la localidad valenciana de Zarra como mejor opción para albergar el ATC.

En ese documento, el municipio valenciano se imponía como el más adecuado, seguido por Ascó, en Tarragona, y por Villar de Cañas, en Cuenca, en una relación elaborada tras valorar una veintena de factores técnicos que van desde la topografía a los accesos o la distancia del futuro almacén a los núcleos de población más cercanos.

De la Vega quiso dejar claro ayer que 'no hay ningún tiempo fijado' para adoptar la decisión y que será el Gobierno el que decidirá 'el momento en que aborda y continúa con el debate' al respecto. No obstante, seguirá trabajando para 'adoptar la mejor decisión', puntualizó.

Sin embargo, desde el PP ya se han propuesto condicionar la determinación del Ejecutivo respecto al cementerio nuclear. La presidenta de los conservadores catalanes, Alicia Sánchez-Camacho, exigió al Gobierno que 'cambie de postura' y ubique el ATC en Catalunya y no en el País Valencià.

La dirigente conservadora defendió la opción del municipio tarraconense de Ascó, ya que, según explicó a Efe, la instalación aportaría 'puestos de trabajo', inversiones 'a medio y largo plazo' y contribuiría a 'reducir los costes energéticos'. 'Pido que se replanteen seriamente los criterios técnicos para que Ascó tenga el almacén nuclear', apuntó.

Su postura choca con la de otros dirigentes de su mismo partido como el líder del PP valenciano y president de la Generalitat, Francisco Camps, que se ha negado a acoger el silo nuclear en su comunidad. Su vicepresidente tercero y conseller de Medio Ambiente, Juan Cotino, llegó a acusar al Gobierno de intentar 'hundir' su tierra dejándola 'sin los recursos económicos y naturales necesarios, como el agua', y mandando 'los residuos de toda España'.

También rechaza que se ubique el ATC en Castilla-La Mancha la presidenta del PP regional y secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal.

Pero Sánchez-Camacho insistió ayer en que su partido apuesta abiertamente por la energía nuclear y, por ello, criticó la 'ambigüedad' mostrada por el presidente catalán, José Montilla, y el de CiU, Artur Mas, en este asunto. Al parecer, la cúpula del PSC conocía que Zarra encabezaba la lista de opciones por delante de Ascó y presiona para lograr que la decisión definitiva se haga pública antes del arranque de la campaña electoral. Los socialistas catalanes tratan de acallar así las especulaciones de los colectivos antinucleares catalanes.

'Hay que dejarse de hipocresías, de discursos progresistas y progresismo falso, e ir al progreso real, que es apostar por la energía nuclear', sentenció Sánchez-Camacho.