Público
Público

El Gobierno da prioridad al control del terrorismo islamista en el Magreb

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno considera prioritaria la investigación de las actividades terroristas del islamismo radical en el Magreb por parte de los servicios españoles de inteligencia, según la información que han recabado hoy los portavoces parlamentarios del Congreso en la Comisión de Gastos Reservados.

Han comparecido en este órgano parlamentario los tres ministros que disponen de fondos opacos para explicar cómo los han gastado: la ministra de Defensa, Carme Chacón, el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Como es habitual, la reunión se ha celebrado a puerta cerrada, ya que tiene carácter secreto, y ninguno de los comparecientes ha querido hacer comentario alguno a la salida debido a la confidencialidad que exigen las reuniones de esta comisión.

No obstante, fuentes parlamentarias han explicado a EFE que los ministros han apuntado las principales líneas de actuación de los servicios de Información, dependientes de Interior, y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), dependiente de Defensa, con la indagación de actividades del terrorismo radical como prioridad.

Hace casi un mes que tres cooperantes españoles permanecen secuestrados en Mauritania, y los responsables del Gobierno han confirmado a los diputados que este asunto está en primera línea de la tarea de los servicios secretos, en el marco de los recursos destinados a combatir el terrorismo de signo islamista radical.

En este ámbito, la Comisión ha constatado que existe una tarea preventiva por parte de las Fuerzas de Seguridad para controlar posibles células terroristas en España.

Igualmente presta especial atención el CNI a los riesgos que puedan afectar a las tropas españolas destinadas en el exterior, como Afganistán, con el mismo objetivo preventivo; aquí también se destina parte de los fondos reservados manejados por el Gobierno.

Exteriores es otro departamento que dispone de gastos opacos, aunque en mucha menor cuantía que Defensa e Interior.

En conjunto, son unos 25,3 millones de euros los que el Ejecutivo dispone anualmente para las tareas de seguridad e inteligencia y cuyo destino está obligado a explicar en la Comisión de control de los créditos destinados a Gastos Reservados.